Bruselas considera tomar represalias legales contra Londres por su proyecto de ley sobre el Brexit

Política y conflictos

Bruselas considera tomar represalias legales contra Londres por su proyecto de ley sobre el Brexit
Foto: Henry Nicholls| Reuters

La Comisión Europea ha advertido este jueves, al término de la reunión de urgencia del Comité Conjunto de la UE y del Gobierno británico para supervisar las negociaciones del futuro tratado comercial, que no dudará en recurrir a acciones legales contra el controvertido proyecto de ley británico que revisa parcialmente los compromisos adoptados en el marco del Brexit.

En contexto: la tensión entre Londres y Bruselas ha estallado con la publicación, el miércoles, del proyecto de Ley de Mercado Interior de Johnson, pensado para regular el comercio interior en caso de que se produjese un Brexit sin acuerdo. El texto incluye elementos controvertidos, como que Londres se reserva el derecho a «modificar o dejar de aplicar» algunas reglas relativas a la circulación de bienes contenidas en el Protocolo de Irlanda del Norte del tratado de retirada.

El vicepresidente de la Comisión Europea, Maros Sefcovic, ha apuntado que el proyecto de ley «ha dañado seriamente la confianza entre las partes» y que «ahora cabe al Gobierno británico restablecer esa confianza». En un comunicado, ha amenazado a Johnson al recordar que el Acuerdo de Retirada «contiene mecanismos y remedios legales para tratar violaciones a las obligaciones (…), que la Unión Europea no dudará en utilizar». Por ello formuló un llamado a Londres para que «retire esas medidas del proyecto de ley lo antes posible, y en cualquier caso antes del fin de mes».

Las críticas a esta ley no llegan sólo por parte de la UE, también desde la oposición. El líder laborista Keir Starmer adelantó el miércoles que piensa presentar enmiendas al proyecto. Los Gobiernos de Escocia y Gales han expresado también su oposición, ya que consideran que la nueva ley supondría una «usurpación de competencias» para ambos y «socavaría los altos estándares» que ahora se aplican en los sectores de la alimentación, el bienestar animal y el medio ambiente.

También varía disposiciones previas sobre subvenciones estatales a empresas y establece que no habrá nuevos controles fronterizos sobre bienes que vayan desde Irlanda del Norte al resto de los territorios del Reino Unido. El ministro de Irlanda del Norte, Brandon Lewis, ha admitido que el plan de alterar aspectos del protocolo norirlandés –destinado a evitar erigir una frontera física en la isla de Irlanda en 2021, a fin de preservar el proceso de paz– viola el derecho internacional. «La UE no acepta el argumento de que la intención del proyecto de ley es proteger el Acuerdo de Viernes Santo. De hecho, considera que hace lo opuesto», reza la nota de la Comisión Europea al respecto.