Casado pide que el estado de alarma no supere las ocho semanas de duración

Política y conflictos

Casado pide que el estado de alarma no supere las ocho semanas de duración
Foto: Ballesteros| EFE | Pool

El líder del PP, Pablo Casado, ha dicho este lunes en el XXIII Congreso Nacional de la Empresa Familiar que el estado de alarma es «una excepcionalidad tasada en el tiempo y la propia ley orgánica habla de cuestiones puntuales», por lo que pide al Gobierno que no dure seis meses y tenga un máximo de ocho semanas. Moncloa, sin embargo, se opone a bajar del medio año.

Lo más importante: para que el PP vote a favor de la prórroga del estado de alarma en el Congreso, Casado ha expuesto dos condiciones. La primera, que tenga una duración máxima de ocho semanas, y la segunda, que haya un plan B jurídico para restringir la movilidad con una ley orgánica a partir de diciembre. 

«Reclamamos una modificación urgente de la legislación de medidas especiales en materia de salud pública, que permitiría limitar la movilidad en caso de pandemia», ha dicho Casado. «Al ser urgente, se podría hacer en ocho semanas, y tendríamos a partir de mediados de diciembre una legislación en vigor que no dependería de la ratificación de las medidas por los tribunales de las comunidades», ha explicado.

«Pedimos que se pueda limitar la movilidad en los tres principales puentes que vienen. En el campo económico, queremos salvar la campaña navideña. Y si se permite, queremos dar tranquilidad a los españoles, sobre todo los mayores, que ven que no pueden ver a los suyos hasta el 9 de mayo», ha afirmado el líder del PP.


Sobre las condiciones en las que el Gobierno de Pedro Sánchez ha decretado el estado de alarma, Casado ha criticado que haya delegado en las comunidades autónomas. «La responsabilidad en pandemias es del Gobierno y no puede pasarle el problema a las CCAA con 17 respuestas distintas», ha dicho.

Además, ha criticado que se sustituya el control parlamentario «por la comparecencia semanal de un ministro en una comisión». «Hay aspectos que podrían ir contra la Constitución, como una agresión a la separación de poderes al decir que no habrá control jurisdiccional», ha añadido Casado.