El Santiago Bernabéu albergará la primera final de la Copa Libertadores fuera de América

Lifestyle

El Santiago Bernabéu albergará la primera final de la Copa Libertadores fuera de América

La final de la Copa Libertadores 2018 se jugará en el estadio Santiago Bernabéu. Los jugadores de River y Boca cambiarán así el césped del argentino estadio Monumental, donde se iba a jugar el pasado 24 de noviembre, por el campo del Real Madrid, donde se disputará finalmente el 9 de diciembre a las 20:30 hora española, según anunció el jueves por la noche el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez. El partido de vuelta del torneo se pospuso porque hinchas del equipo local atacaron el autobús que transportaba a los jugadores del Xeneize al Monumental e hirieron a algunos de ellos.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, había dado el jueves por la tarde el visto bueno a que España acoja la final de la Copa Libertadores. Fuentes de Moncloa han indicado que el jefe del Ejecutivo ha confirmado la disposición de España para celebrar el partido entre River Plate y Boca Juniors, después de que la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) haya comunicado oficialmente a la Delegación del Gobierno en Madrid que quiere que se celebre en el estadio Santiago Bernabéu.

Sánchez, que se encuentra en Argentina para asistir a la reunión del G-20, publicaba un tuit en el que destacaba la experiencia de España en dispositivos de esas características.

 

La propuesta se formalizó durante una reunión celebrada el jueves tarde en la sede de la delegación del Gobierno en Madrid con responsables de las fuerzas de seguridad, representantes del Real Madrid, propietario del estadio, y miembros de la FIFA y de la Conmebol. El partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores entre River Plate y Boca Juniors se suspendió tras los graves incidentes en Buenos Aires y se aplazó a los días 8 o 9 de diciembre en un terreno neutral fuera de Argentina. Ese terreno será finalmente el Santiago Bernabéu.

 

Claves que hicieron del Bernabéu el escenario perfecto

Frente a la propuesta de Doha y de Miami, que también se ofrecieron para ser sede tras conocerse que el partido entre River y Boca saldría de Argentina, el Santiago Bernabéu se ha impuesto gracias a estas cinco claves:

1. Un estado “cinco estrellas” y con un gran aforo

El Santiago Bernabéu es un estadio «cinco estrellas», o como lo denomina en la actualidad la UEFA, de categoría 4, lo que supone que ofrece el máximo de prestaciones en cuanto a aforo, dimensiones del terreno de juego, sistemas de iluminación, evacuación, etcétera.

El recinto madridista ofrece, además, un aforo mayor que el Monumental (81.000 espectadores, casi 20.000 más que el Monumental de Buenos Aires). Curiosamente, el terreno de juego ofrece las mismas dimensiones: 105×68.

2. Un aeropuerto preparado para el desembarco argentino

Otro de los motivos que han decantado la decisión a favor de Madrid es que «su aeropuerto es el que tiene mayor conectividad con Latinoamérica del mundo», según ha explicado el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez.

El aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas conecta directamente con Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Chile, Brasil, Paraguay, Uruguay y, en el caso de Argentina, con las ciudades de Córdoba y de Buenos Aires.

3. Una difusión universal

Escenario de la final de la Eurocopa de 1964, de la final del Mundial de 1982 o de la final de la Liga de Campeones de 2010, el estadio Santiago Bernabéu abrirá en esta ocasión sus puertas para albergar el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores. Dos continentes, Europa y América, estarán pendientes de la resolución de un partido que decidirá el ganador del título.

Hace semanas que la ‘gran final’, que por primera vez enfrenta a dos equipos argentinos, copa portadas y abre telediarios. Con su trasvase a Madrid crece la expectación en Europa. «Es una final realmente valorada en el mundo», remarca la Conmebol.

4. La comunidad argentina en Madrid

Al margen de cuestiones logísticas, la elección de Madrid también alude a cuestiones sentimentales ya que España es, al margen del país austral, el que tiene la mayor comunidad argentina en el mundo.

Además, es innegable la tradición futbolera de la ciudad, que recibirá a River Plate y a Boca Juniors bajo un clima invernal, dado el cambio de hemisferio.

5. Seguridad garantizada

«Respecto a las Barras», conviene el presidente de la Conmebol, «que ni sueñen llegar». «No hay lugar para ellos. No hay lugar para nadie que no vaya con completa buena intención de ir a alentar a su cuadro», subraya.

Aunque en el estadio Monumental no estaba permitida la presencia de aficionados visitantes, las puertas del estadio Santiago Bernabéu sí estarán abiertas a la hinchada de River y de Boca. De ambos bandos, la Conmebol espera que muestren en la décima ciudad más segura del mundo «la señal que el mundo está esperando». «Hay que mostrarles que los buenos vamos a ganar», pidió Alejandro Domínguez.