Dos detenidos tras un ataque con arma blanca cerca de la antigua sede de la revista Charlie Hebdo en París

Por: AFP

Sociedad
Dos detenidos tras un ataque con arma blanca cerca de la antigua sede de la revista Charlie Hebdo en París
Foto: Alain Jocard| AFP

Dos personas – y no cuatro, como informó la Policía inicialmente- han resultado heridas por un ataque con arma blanca cerca de la antigua sede de la revista Charlie Hebdo en París. Esta agresión coincide con la celebración del juicio por el sangriento atentado que diezmó la redacción de esta revista satírica en 2015.

Lo más importante: los dos heridos se encuentran en estado muy grave. Dos personas han sido detenidas, una cerca de la Plaza de la Bastilla, y otra, sobre las 13.30, en las escalinatas de la Ópera de la Bastilla. Según los medios franceses, el autor principal tiene 18 años y antecedentes por delitos comunes y tenencia ilegal de armas.

Las víctimas son empleados de la agencia de prensa y producción First Lines cuyas oficinas se encuentran en el antiguo edificio Charlie Hebdo, ha confirmado Luc Hermann, productor y codirector de First Lines, a Le Monde. Los heridos trabajan en la producción y postproducción de las películas.

«Dos colegas estaban fumando un cigarrillo abajo del edificio, en la calle. Escuché gritos. Fui a la ventana y vi a uno de mis colegas, cubierto de sangre, y a un hombre con un machete persiguiéndolo», ha contado a AFP una empleada de la agencia de prensa y producción, ubicada en la misma calle.

Por su parte, el también diario local Le Figaro ha señalado que se ha instalado un perímetro de seguridad ampliado debido a la presencia de un paquete sospechoso cerca de la revista. Mientras tanto, la policía recomienda evitar la zona.

Ante la amenaza, el alcalde del distrito 11, François Vauglin, ha insistido en que no se deben recoger a los niños que en esos momentos estaban en las escuelas. «Las escuelas están cerradas, por lo que están a salvo», ha explicado. Además, ha informado que están en proceso de «montar una unidad de apoyo psicológico a la población». Las estaciones de metro Anonymous, Bastille, Richard-Lenoir, Bréguet-Sabin, Saint-Sébastien-Froissart, Chemin-Vert y Saint-Ambroise han sido cerradas al público.

Por otro lado, se ha abierto una unidad de crisis en el Ministerio del Interior, donde el ministro de Interior francés, Gérald Darmanin, ha acudido «urgentemente» con el primer ministro Jean Castex.

Tras el ataque del 7 de enero de 2015, en el que murieron 12 personas, incluyendo algunos de los caricaturistas más célebres de Francia, la revista Charlie Hebdo se mudó a otros locales, cuya dirección se mantiene en secreto.

Catorce personas están siendo juzgadas desde inicios de mes por un tribunal de París por el presunto apoyo brindado a los autores materiales del ataque, que murieron tras el atentado.

Hace pocos días el grupo yihadista Al Qaida amenazó al semanario satírico francés Charlie Hebdo con otra masacre como la perpetrada en enero de 2015 después de que volvieron a publicar las caricaturas del profeta Mahoma que le había convertido en blanco de los yihadistas hace cinco años.

El martes, una responsable de la revista, Marika Bret, reveló que tuvo que abandonar su domicilio tras recibir amenazas de muerte que la policía consideró creíbles.