De Macondo a Barcelona: el rastro de Gabriel García Márquez en la mejor ciudad del mundo

General

De Macondo a Barcelona: el rastro de Gabriel García Márquez en la mejor ciudad del mundo
Foto: Penguin Random House

Barcelona muestra el registro consular de Gabriel García Márquez, también conocido por amigos y lectores como Gabo, a los 50 años de su llegada a la Ciudad Condal, donde coincidió entre 1967 y 1975 con otros escritores del Boom latinoamericano y la imprescindible Carmen Balcells, editora de tantos de ellos.

El libro de registro consular se exhibe en una instalación del artista colombiano Yosman Botero, abierto por la página en la que aparece la entrada número 1313 del 12 de mayo de 1969: «Gabriel José García Márquez, natural de Aracataca (Magdalena), nacido el 6 de mayo de 1928, hijo de Gabriel García y de Luisa Márquez domiciliados en Cartagena y domiciliado en España con residencia en Barcelona, calle Caponata, número 6″.

El registro consular se exhibe desde este jueves en el Consulado después de su inauguración en un acto presidido por la cónsul de Colombia en Barcelona, Pilar Calderón, y la directora de Casa Amèrica Catalunya, Marta Nin. Con este acto se han iniciado las jornadas El rastro de Gabo en Barcelona, que coorganizan el Consulado, Casa Amèrica Catalunya y la Obra Social la Caixa.

Calderón ha subrayado que «se trata de un documento histórico que se encontraba en los archivos del consulado y que merece ser admirado por todos los colombianos y seguidores de García Márquez en el mundo». Barcelona acogerá desde este viernes y hasta el día 13 de abril diversas actividades en homenaje al autor de El coronel no tiene quien le escriba, que murió el 17 de abril de 2014.

Es particularmente interesante que se celebren los eventos en Barcelona, un espacio y un lugar reverenciado por García Márquez: «Por razones misteriosas, es la mejor ciudad para escribir aparte de ser, para mi gusto, la mejor del mundo». Durante su estancia escribió El otoño del patriarca y Doce cuentos peregrinos –varios de los relatos de este libro están situados en Barcelona–.