Detenido en directo un equipo de CNN que cubría los disturbios de Mineápolis

Mundo ethos Actualizado:

Detenido en directo un equipo de CNN que cubría los disturbios de Mineápolis
Foto: TANNEN MAURY

La Policía arrestó a primera hora de esta mañana (minutos después del mediodía en el horario peninsular español) a un equipo de reporteros de CNN mientras transmitía en directo los disturbios de la ciudad estadounidense de Mineápolis. El corresponsal detenido, Omar Jimenez, de origen latino, estaba cubriendo las protestas provocadas por la muerte de un hombre negro, George Floyd, a manos de un policía blanco. Según la CNN, un compañero blanco de Jimenez, Josh Campbell, no fue detenido.

Campbell, que estaba cerca del lugar de la detención de Omar Jimenez y su equipo de producción, ha asegurado que fue tratado de una forma muy diferente a su compañero. Tal y como se puede ver en las imágenes, Jimenez se encontraba hablando tranquilamente con los policías minutos antes de su detención y se mostró dispuesto a cooperar. El cámara dejó su equipo en el suelo tras el arresto y las imágenes siguieron retransmitiéndose. El gobernador de Minesota, Tim Walz, ha pedido disculpas a la cadena por el comportamiento de la Policía.

La Minnesota State Patrol (encargada de supervisar el tráfico de las carreteras de Minesota) ha asegurado, a través de su cuenta oficial de Twitter, que el equipo de la CNN ha sido liberado tras confirmar que trabajaba para un medio de comunicación. Sin embargo, las imágenes del directo muestran como Omar Jimenez hablaba a cámara mientras sujetaba sus credenciales frente a los policías, algo que ya ha confirmado la propia CNN.

Los periodistas cubrían por tercera noche consecutiva los disturbios que azotan Mineápolis en protesta por muerte de George Floyd, un hombre negro que fue arrestado por la Policía local bajo sospecha de usar un billete falsificado en un supermercado. Los transeúntes grabaron su detención y en las imágenes, que se han hecho virales en todo el mundo por su brutalidad, se puede ver a un policía arrodillado sobre el cuello de Floyd durante más de cinco minutos, mientras el detenido permanecía inmóvil y decía que no podía respirar. El agente de Policía, Derek Chauvin, ha quedado detenido, según ha informado John Harrington, comisario del Departamento de Seguridad Pública de Minesota. Según informa EFE, se le acusa de homicidio y asesinato en tercer grado.

Las protestas en la ciudad de Mineápolis, donde se ha declarado el estado de emergencia, han llevado al despliegue de cientos de tropas para restablecer el orden entre los manifestantes, a los que el propio presidente estadounidense, Donald Trump, calificó de «matones» en un tuit.