Diez provincias están en alerta amarilla por las temperaturas un día antes de la ola de calor

Mundo ethos

Diez provincias están en alerta amarilla por las temperaturas un día antes de la ola de calor
Foto: Mario Gascon

Diez provincias se encuentran este martes en alerta amarilla por las altas temperaturas un día antes de que comience la ola de calor en España, que elevará las temperaturas hasta los 40 grados en numerosos puntos del país, según ha informado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

Madrid, Albacete, Cuenca, Huesca, Zaragoza, Teruel, Pamplona, Logroño, Lérida y Mallorca se encuentran este martes en alerta amarilla por temperaturas superiores a los 35 grados en algunos puntos concretos.

Los termómetros han empezado este martes a calentar motores con temperaturas que en Lérida han subido hasta los 39 grados, seguida de Zaragoza con 38 grados, Córdoba, Granada, Toledo y Huesca con 37 grados, Albacete con 36 grados y Madrid con 35 grados.

La ola de calor que llegará este miércoles a España alcanzará su punto álgido a partir del viernes, cuando los termómetros se dispararán hasta los 42 grados e incluso más en algunas zonas del valle del Ebro, en Madrid y en áreas de las cuencas del Tajo, Guadiana y Guadalquivir.

Se espera que en esas zonas se alcance el aviso rojo durante el fin de semana debido a la llegada de aire africano a la península. Este tipo de masa de aire alcanza la península después de un extenso recorrido por el norte de África y se caracteriza por ser «muy cálida, muy seca y con polvo en suspensión», características a las que hay que sumar la estabilidad de la atmósfera y la fuerte insolación propia de estas fechas, según ha explicado el director de la Aemet a Efe.

Ante esta situación, la Agencia de Meteorología mantiene activada para el miércoles la alerta naranja, que supone un riesgo importante, en las cuatro comunidades donde el fuerte calor incidirá más: País Vasco, La Rioja, Comunidad Foral de Navarra y Aragón, en las que se prevé valores máximos iguales o superiores a los 39 grados.

Esta ola de calor, la primera del año, no solo afecta a España. En Europa, poco acostumbrados a temperaturas por encima de los 35 grados, se preparan también para afrontar un episodio que podría récords.