El Gobierno llega a un pracuerdo con ERC para sacar adelante los presupuestos

Política y conflictos

El Gobierno llega a un pracuerdo con ERC para sacar adelante los presupuestos
Foto: Mariscal| EFE

ERC ha alcanzado un preacuerdo con el Gobierno para «apoyar» los presupuestos de 2021, en el que ha logrado acordar el fin del control de los gastos de la Generalitat, según ha anunciado este martes su portavoz en el Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián. El partido independentista catalán ha pactado además la ampliación de la moratoria al pago de cotizaciones de autónomos hasta marzo de 2021 y un comité bilateral para una reforma fiscal, según ha anunciado Rufián en rueda de prensa en el Congreso de los Diputados.

Más detalles: los independentistas catalanes han arrancado, también, la creación de un grupo de trabajo para la reforma del impuesto a grandes fortunas y para acabar con el dumping fiscal y con lo que Rufián ha denominado el «paraíso fiscal de facto» montado por la «derecha» en Madrid, además de la liquidación de la deuda de becas con la Generalitat, que se arrastra desde 2005.

«No es un acuerdo cerrado», ha advertido Rufián en rueda de prensa, mientras que desde su partido han señalado que «queda mucho aún» hasta el acuerdo definitivo. El preacuerdo debe ser además ratificado por los órganos internos el partido, que lo tratará mañana en su Ejecutiva. El punto clave para ERC es el fin del control del gasto de la Generalitat por parte del Gobierno central, una cuestión que se pondría en práctica, según ha explicado Rufián, con el nuevo Govern que salga de las urnas el 14 de febrero. En junio de 2018, el primer Consejo de Ministros presidido por Pedro Sánchez levantó el control financiero de la Generalitat ligado a la aplicación del artículo 155 de la Constitución, aunque mantuvo los controles a posteriori del gasto para garantizar el cumplimiento de las reglas fiscales. Esos controles son los que ahora también van a desaparecer.

Rufián ha recalcado que están por cerrarse otros acuerdos sobre otras enmiendas y que es «crucial» dentro de la negociación la prohibición de los desahucios sin alternativa habitacional, aunque Rufián ha restado importancia a si este objetivo se logra o no a través de la enmienda presentada por su grupo, Unidas Podemos y Bildu o mediante otro tipo de instrumento normativo como un Real Decreto ley.