El Govern y los partidos acuerdan retrasar las elecciones de Cataluña al 30 de mayo

Política y conflictos

El Govern y los partidos acuerdan retrasar las elecciones de Cataluña al 30 de mayo
Foto: Parlament de Catalunya

La mesa de partidos catalanes ha acordado este viernes, a propuesta del Govern y sin unanimidad, aplazar las elecciones convocadas para el 14 de febrero y posponerlas al 30 de mayo, para disponer de más tiempo para mejorar la situación epidemiológica en Cataluña. El Govern ya avanzó el pasado miércoles su inclinación por aplazar las elecciones pero ha decidido escuchar este viernes a todos los partidos antes de tomar su decisión final.

Por qué es importante:  los informes epidemiológicos catalanes sitúan el pico de la tercera ola de coronavirus en vísperas del 14-F, mientras la pandemia sigue agravándose en la región. Por esta razón, el Govern ha acordado aplazar las elecciones. La decisión no se ha adoptado por unanimidad: el PSC, los comunes y el PDECat preferían otra fecha más cercana al 14-F.

El PSC, con el ministro de Sanidad Salvador Illa como candidato, era la única formación que se mostraba en contra de aplazar los comicios, pero finalmente este jueves dio su brazo a torcer y accedió a retrasar las elecciones. No obstante, la nueva fecha fijada por el Govern, el 30 de mayo, se aleja más de dos meses de la que proponía el PSC, que planteaba preferentemente la fecha del 21 de marzo. Los socialistas mantienen que la evolución de la COVID-19 en Cataluña no justifica postergar los comicios.

El PDeCAT, por su parte, había sugerido como fecha alternativa el domingo 16 de mayo, mientras que la CUP defiendía condicionarlo a los datos epidemiológicos, según han explicado a EFE fuentes cercanas al Parlament.

Cataluña ha prorrogado este jueves durante una semana más, hasta el 24 de enero, las actuales restricciones, entre ellas el confinamiento municipal diario, cierre de centros comerciales y el servicio por franjas de restaurantes, ante un coronavirus desbocado.

La tercera ola de la epidemia de COVID sigue creciendo en Cataluña, donde en la última semana se han diagnosticado más de 24.000 nuevos contagios, 4.324 de ellos ayer, lo que sigue presionando a los hospitales catalanes, que ya tienen a 509 personas graves de COVID en sus UCI.