El Parlament entrega la Medalla de Honor a los Mossos y a emergencias por su labor en los atentados

Mundo ethos

El Parlament entrega la Medalla de Honor a los Mossos y a emergencias por su labor en los atentados
Foto: Lluis Gene

El Parlamento catalán ha entregado este domingo la Medalla de Honor, en categoría de oro, a los Mossos d’Esquadra, a las policías locales de Barcelona y Cambrils y a los servicios de emergencia de Cataluña que intervinieron “en la respuesta inmediata a los atentados cometidos” el 17 de agosto. En el acto, celebrado en el auditorio del Parlamento, han estado presentes el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, las alcaldesas de Barcelona y Cambrils, la presidenta del propio Parlamento y varios diputados y miembros de la Mesa. Es el segundo reconocimiento que reciben los cuerpos de seguridad y emergencias esta semana, después de la medalla de oro concedida el viernes por el Ayuntamiento, que votaron a favor todos los grupos políticos menos la CUP.

Esta medalla, concedida por unanimidad con todos los miembros de la Mesa del Parlament, reconoce “la dedicación, el esfuerzo y la valentía que han mostrado el conjunto de integrantes de estos servicios públicos”. El Parlament remarca que estos servicios actuaron con “enorme profesionalidad, determinación y espíritu de servicio con el objetivo de proteger al conjunto de la ciudadanía y dominar con rapidez la amenaza terrorista”.

El mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha recogido la medalla en representación de los cuerpos de seguridad y de emergencias. «No hubiera querido tener que recibir nunca un reconocimiento por esto. No podemos obviar que este mérito va acompañado de mucho dolor y drama», ha comenzado Trapero. El jefe de los Mossos ha agradecido no solo las medallas al honor recogidas esta semana, sino las muestras de generosidad y cariño que han recibido todos estos cuerpos por parte de la ciudadanía.

Después, Trapero ha dedicado un emotivo homenaje a las 16 víctimas de los atentados. «Un abrazo o un baño en el mar en un día caluroso, toda la vida que tenían por delante. Eso es lo que les han robado a ellos y a sus familias«, ha dicho para después pedir que «no nos quedemos solo con los números».

 


«Xavi tenía 3 años y nos dicen sus padres que era un niño muy alegre. Tenía por delante ir al colegio, jugar a futbol o basquet, ir a la montaña, llegar tarde, enamorarse y viajar. Y muchas más cosas. Todas sesgadas por la intransigencia y el mal. No estamos hablando de una guerra de religiones. Es una batalla de valores y tenemos que luchar por defender los que propugnamos nosotros. El bando de los valores de las buenas personas«, ha concluido.

El mismo respeto a la tolerancia y a la diversidad han pedido la presidente del Parlament Carme Forcadell y el presidente de la Generalitat. «Hemos sabido evitar el odio y el miedo que querían provocar los terroristas. La sociedad catalana ha sabido separar a los que tienen una creencia religiosa de aquellos que la utilizan perversamente como forma de extremismo y violencia. Y ha reafirmado su compromiso con la libertad que es lo que demuestra el profundo respeto a la diversidad de ideas y de creencia, de maneras de fe, de ser, de querer y de vivir. La libertad es lo que da sentido a la democracia. El terrorismo lo que busca es acabar con estas libertades. Con el grito espontáneo de ‘no tenemos miedo’ decimos que no estamos dispuestos a perder nuestras libertades«, ha expresado Forcadell.