El Parlamento Europeo rechaza la propuesta de listas transnacionales

Futuro

El Parlamento Europeo rechaza la propuesta de listas transnacionales
Foto: FREDERICK FLORIN

La Eurocámara ha rechazado instaurar listas transnacionales para las próximas elecciones europeas de 2019, una idea promovida especialmente por Francia.

Los eurodiputados, liderados por el principal grupo del hemiciclo, Partido Popular Europeo (PPE), de derecha, han rechazado la propuesta de elegir algunos de los miembros del Parlamento Europeo en base a una circunscripción única europea. Las listas que se propusieron se basaban en candidatos que pudieran ser elegidos no solo por los electores de su país, sino por el conjunto de ciudadanos de la Unión Europea.

Francia ha indicado en un comunicado que «seguirá defendiendo» este tipo de elección, que se habría sumado a la tradicional elección por países. «La idea ya está progresando y no se cerrará de nuevo», han agregado. El grupo de los Verdes, partidarios también de estas listas transnacionales, han criticado «la vieja Europa» basada en la cooperación entre gobiernos. Franck Proust, del PPE, ha dicho que la idea de Macron es «inútil, injusta e inaplicable».

La votación de esta propuesta se inscribe en los preparativos de la Eurocámara para las elecciones previstas en mayo de 2019, en las que Reino Unido ya no participará al abandonar el bloque unos dos meses antes junto a sus 73 eurodiputados, informa Afp.

De los 751 eurodiputados actuales, el Parlamento Europeo deberá pasar a 705, después de adjudicar 27 de los escaños británicos a otros países para corregir así su representación respecto a su población. Francia subiría, por ejemplo, a 79 representantes tras ganar cinco diputados, al igual que España que pasará a 59. Italia y Holanda aumentarán tres cada uno, a 76 y 29, respectivamente, según la propuesta aprobada este miércoles por la Eurocámara.

El Consejo Europeo, institución que reúne a los mandatarios del bloque, debe debatir ahora la propuesta, que también incluye reservar los otros 46 escaños de los británicos para los futuros países que se adhieran al bloque. Los eurodiputados del Parlamento también han aprobado en otra decisión una advertencia a los países del Consejo contra cualquier intento de imponer su propio candidato a la cabeza de la Comisión Europea tras las elecciones. La Eurocámara ha dicho que está «dispuesta a rechazar cualquier candidato» que no se haya designado mediante el procedimiento conocido como Spitzenkandidat, mediante el cual las familias políticas a nivel europeo eligen a su «cabeza de lista».

En los pasados comicios europeos de 2014, el candidato del PPE, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, se convirtió así en titular de la Comisión al ser la formación con más representantes electos en la Eurocámara. Si el Consejo se pronuncia contra este sistema, puede provocar un «conflicto institucional», ha advertido el eurodiputado Esteban González Pons (PPE).

Según las legislación europea, el Consejo se encarga de proponer un candidato «en base al resultado de las elecciones europeas» y, a continuación, el Parlamento Europeo debe aprobarlo.