El primer tuit de la historia se vende en una subasta por 2,9 millones

Por: EFE

Futuro
El primer tuit de la historia se vende en una subasta por 2,9 millones
Foto: LIONEL BONAVENTURE| AFP

El primer tuit de la historia, enviado en 2006 por el cofundador y actual consejero delegado de Twitter, Jack Dorsey, ha sido vendido este lunes en una subasta digital por 2,9 millones de dólares, que serán donados a la lucha contra la pobreza en África.

Los detalles: el contenido del mensaje enviado por Dorsey el 21 de marzo de 2006 (el domingo se cumplió el 15 aniversario de la red social) fue «justo creando mi cuenta de twttr», en una época en la que Twitter sólo era una herramienta de comunicación interna entre empleados de la empresa de podcasts Odeo.

De este modo, el comprador ha sido Sina Estavi, CEO de la firma tecnológica Bridge Oracle, especializada en inyectar datos externos a sistemas de blockchain -el adn del bitcoin y otras criptomonedas-, que ha superado a la siguiente puja más alta, de 2 millones de dólares, por casi un millón de margen.

Así, para poder vender el tuit, se ha utilizado la plataforma Valuables by Cent y Dorsey se comprometió a convertir los fondos recaudados en bitcoin y donarlos a la ONG Give Directly, que combate la pobreza extrema en el África subsahariana. En sentido contrario, para poder comprarlo y poseerlo, se emplea el sistema NFT (Nonfungible token o token criptográfico), que verifica la autenticidad y la propiedad de un archivo digital gracias al blockchain, de manera que permite distinguir entre el original y las copias.

De este modo, las subastas de piezas digitales cada vez se están haciendo más populares, pues el pasado 11 de marzo, la casa de subastas Christie’s vendió la primera obra de arte íntegramente digital -un archivo JPG también con sistema NFT- por un récord inédito de casi 70 millones de dólares.

Everydays: The First 5000 Days, un collage de creaciones digitales diarias del artista Beeple desde sus comienzos, batió todos los récords y situó a su creador, hasta hace poco solo conocido en foros de criptoarte y entre los aficionados de la contracultura de internet, entre los artistas vivos más cotizados, a la altura de figuras como David Hockney y Jeff Koons.