José Carlos Rodríguez

Diez proposiciones sobre el racismo

«El racismo es la ideología que afirma que la raza es un elemento esencial de las personas, así como los movimientos políticos encaminados a promover políticas basadas en esas ideas»

Opinión

Diez proposiciones sobre el racismo
Foto: Luisa González| Reuters
José Carlos Rodríguez

José Carlos Rodríguez

Elegí vivir de contar lo que acaece. De todas las ideas sobre cómo debemos convivir, la libertad no me parece la peor.

1. El racismo es la ideología que afirma que la raza es un elemento esencial de las personas, así como los movimientos políticos encaminados a promover políticas basadas en esas ideas.

2. El racismo es una forma de colectivismo, como lo son el nacionalismo o el socialismo. El individuo desaparece de la concepción racista de la persona, porque no ve más allá de su raza. Y las caracterícticas que, entiende, se aplican a una persona por su pertenencia a una raza, son válidas para todo el grupo.

3. Lo opuesto al racismo es la concepción individualista de la persona. Cada persona es diferente de cualquier otra; es única e irrepetible. Y esa diferencia radical nos hace a todos iguales, en dignidad y en derechos. Por eso el individualismo encaja con otras dos ideas liberales: la igualdad ante la ley, y el respeto a toda persona en cuanto tal.

4. El individualismo es una concepción moral enraizada en un hecho natural comprobable, como es la radical diferencia entre dos personas cualesquiera. Pero no propone que cada persona reconstruye el mundo desde cero, pues todos formamos parte de un torrente de conocimientos, actitudes e instituciones que llamamos cultura. Y las culturas difieren unas de otras, aunque, como en el caso de las razas, se produzcan mixturas y haya de persona a persona diferencias importantes.

5. Afirmar que la raza de una persona le predispone a albergar determinadas ideas es racismo. Eso vale para las ideas de los nacional socialistas sobre los judíos, y vale para quienes creen que unas razas son capaces de ser racistas, y otras no.

6. Lo que no es, ni puede ser contrario al racismo, es la proclamación de otro racismo.

7. Hacer discriminaciones legales de grupos de personas en función de la raza es racismo. Eso vale para las leyes de Jim Crow y para las inspiradas en la “discriminación positiva”. Éticamente no hay discriminación legal basada en la raza o el sexo que pueda considerarse positiva.

8. El progreso social se ha interpretado en términos estrictamente racistas. Muchos de los intelectuales venerados por la opinión pública más progresista veían en la aplicación de la ciencia para la mejora racial (eugenesia), un instrumento para el cambio social.

9. Hay una derecha racista, incapaz de salirse del grupo humano cada vez que mira a una persona. Es el único racismo que está proscrito en el debate social.

10. Hoy vemos que revive el racismo más acendrado, y de nuevo del lado progresista. Ese racismo sirve como ariete para terminar con la civilización occidental, lo que se manifiesta en la vuelta de la iconoclastia; una iconoclastia, huelga decirlo, estrictamente racista.

Más de este autor

Monarquía, pandemia y profilaxis

«Desde que Nietzsche proclamó la noticia de que Dios ha muerto, las monarquías cristianas son sistemas políticos republicanos. Eso es lo que podrá salvar la monarquía en España, que Felipe VI y sus sucesores actúen como republicanos ejemplares»

Opinión

Marea baja

«Pablo Iglesias ya está ahí, sentado en la mesa en la que se juega el poder, a punto de romper la baraja»

Opinión

Más en El Subjetivo

Josu de Miguel

Un rey en el exilio

«Don Juan Carlos ha sido víctima de su codicia personal, pero la clase política española consintió comportamientos no ejemplares en un contexto de corrupción generalizada»

Opinión

Jordi Bernal

Tú que puedes

«Con el panorama general, y aunque no haya pillado tajada de los pérfidos saudíes ni tenga cuentas en paraísos fiscales, a mí también me gustaría escribir una carta de dimisión, deserción o despedida»

Opinión