Jesús Nieto

El sanchismo, vario e interino

Con todo, lo peor del sanchismo no es Sánchez, sino las bases búlgaras que por menguantes que sean nos mangonean el poco futuro que tenemos

Opinión

El sanchismo, vario e interino
Foto: Francisco Seco
Jesús Nieto

Jesús Nieto

Escritor, periodista, actor de doblaje y madrileño por narices. Ciclista de a diario. Blanco o colchonero según la digestión. Romántico rompedor de los tópicos.

Un conflicto político. Un comunicado conjunto. La Constitución del 78 boqueando y la culpa, claro, es de Vox. Sólo hay que ver este diálogo sin final entre ERC y PSOE para darnos cuenta de que los socialistas han dejado el carril, el sentido común, la última línea roja que les quedaba por cruzar y que han cruzado creando un precedente por el cual ya jamás, en nuestra puñetera vida, volveremos a ser lo que fuimos.

Jamás España ha vivido esta prostitución y jamás nuestro país ha estado tan cerca del caos por la supervivencia de un chisgarabís. Con todo, lo peor del sanchismo no es Sánchez, sino las bases búlgaras que por menguantes que sean nos mangonean el poco futuro que tenemos. A España ya no la explica la politología, sino la Psiquiatría clínica y cómo un narcisismo exacerbado, infantil, viene vendiendo la democracia a los sediciosos.
Si volvemos a las bases, a ese Sánchez que medio le llora al Follonero cuando su primera muerte, veremos que Sánchez tiene en las bases el cariño que quizá no encuentre en otros sitios (baronías, gente que se viste por los pies y así…) y de ahí que teniendo a cuatro viejas aplaudidoras, al enciclopedismo de Lastra y a la percha carpetovetónica de Ábalos, el presidente de los fraudes y de los ‘Meyba’ se pueda sentir capitán general.
Lo que sabemos es que la investidura está allá, en esa región oscura, donde cantan los augures el peor futuro si se tiende la mirada, que diría el niño del Marqués de Estella. Este tiempo morcillón de interinidad es el que más le va a Sánchez para aparecer en lo de Piqueras como adalid del constitucionalismo, víctima de las tres derechas o como pobrecito hablador.

Más de este autor

Lo de 'la Kitchen'

«España ya no vota; España es una democracia binaria entre Ana Soria y Paloma Cuevas y un Ponce con cada día más miedo al bicho de los pitones»

Opinión

Más en El Subjetivo

Beatriz Manjón

Dolor de multitud

«Tan preocupados estamos por no enfermar que enfermamos de preocupación; tan inquietos por arruinarnos que nos arruinamos de inquietud»

Opinión

Enrique García-Máiquez

La musa es la muerte

Giulio Meotti, periodista de Il Foglio, sólo me escribe para preguntarme cosas de España cuando está muy perplejo. Es raro que un italiano, ¡con lo que son los italianos!, esté perplejo alguna vez por algo; y más si es periodista. Sin embargo, me llamó ayer. No le cabe en la cabeza que el Gobierno español ande […]

Opinión