En 12 años los ordenadores podrían ser tan inteligentes como los humanos

Futuro

En 12 años los ordenadores podrían ser tan inteligentes como los humanos
Foto: Michael Buholzer

Así lo ha asegurado el director del departamento de ingeniería de Google, Ray Kurzweil, que ha predicho que los ordenadores serán capaces de alcanzar los niveles de inteligencia de los humanos para 2029. La cultural popular ya vaticinó la posibilidad de que la inteligencia artificial (IA) llegara a equipararse a la inteligencia humana, a través de películas como Blade Runner o Terminator , o series como Westworld. Esta cuestión por supuesto es también un tema recurrente entre científicos y expertos en la naturaleza humana.

El plazo para que este hecho se desvele cierto es mucho más corto de lo que en principio otros científicos, como el físico teórico Stephen Hawking, habían augurado. Por el momento, los ordenadores deben pasar el test de Turing. Este examen determina la habilidad de una máquina para exhibir un comportamiento similar o indistinguible del de un ser humano durante al menos cinco minutos de conversación. La prueba no evalúa en sí el conocimiento de la máquina si no su capacidad de generar respuestas adecuadas.

El miedo de que esa inteligencia sobrepase la del ser humano para usarlo en su contra, es un miedo del que Bill Gates, Tesla y Elon Musk, propietario de SpaceX, han advertido en otras ocasiones. Sin embargo, Kurzweil no se muestra preocupado. En sus palabras, la incertidumbre “no es realista, pues hoy en día no convivimos con una única IA sino con miles de millones”.

Además, Kurzweil coincide con Musk en que es bueno que los humanos se fusionen con las máquinas por el simple hecho de que de este modo no se arriesgarían a volverse irrelevantes. Los adelantos en enfermedades como el Parkinson son un buen ejemplo. Durante una conferencia, Kurzweil aseguró que “las máquinas nos están haciendo más inteligentes” y que «aunque aún no las hayamos insertado en nuestro cuerpo, para 2030 llegaremos a conectar nuestro neocortex, la parte de nuestro cerebro en dónde pensamos, a la nube».