España destinará 20 millones de euros para la asistencia humanitaria de los refugiados afganos

Política y conflictos

España destinará 20 millones de euros para la asistencia humanitaria de los refugiados afganos
Foto: Farooq NAEEM| AFP

El ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel Albares, ha anunciado hoy que España destinará 20 millones de euros en ayuda humanitaria para Afganistán, durante la conferencia internacional organizada por Naciones Unidas para aumentar la asistencia a ese país ante la crisis que padece.

Los datos: al menos siete millones de euros se ejecutarán ya este año, ha añadido Albares en una conferencia que persigue recaudar más de 600 millones de dólares (más de 500 millones de euros) para ayudar a Afganistán en la actual crisis humanitaria, exacerbada por graves sequías y la inestabilidad política.

«No vamos a dar la espalda a esta crisis y el pueblo afgano debe tener la certeza de que seguiremos trabajando para que los muchos años invertidos en crear un futuro mejor para ese país no hayan sido en balde», ha subrayado Albares.

El titular de Exteriores ha recordado que España ha estado «comprometida con el pueblo afgano» durante muchos años, un compromiso que se ha intensificado en las últimas semanas, en las que aviones militares españoles evacuaron más de 2.200 personas que huían de Afganistán tras la toma de Kabul por los talibanes.

Albares ha subrayado que la comunidad internacional está obligada a seguir prestando ayuda al país de Asia Central «para evitar una crisis humanitaria de enormes proporciones».

El ministro, que la semana pasada realizó una visita oficial a Pakistán (que acoge desde hace años más de tres millones de refugiados afganos), ha destacado que en la actual crisis debe adoptarse un enfoque regional, por lo que el apoyo debe extenderse a ése y otros países de acogida.

Albares ha remarcado que ya son 2,2 millones los refugiados que han recibido los países vecinos de Afganistán, así como también ha destacado la «prioridad» que supone para España garantizar la educación de más de 2,5 millones de niños.

«También debemos asegurarnos de que la ayuda humanitaria llegue a quien debe llegar, a los más vulnerables, y entre estos colectivos están las mujeres y las niñas afganas, cuyos derechos fundamentales están en peligro», ha añadido el jefe de la diplomacia española.

En cuanto a los «actores humanitarios» que colaboran en la crisis afgana y que prestan ayuda a los refugiados, Albares ha querido reconocer su esfuerzo, en especial a aquellos que han perdido la vida en su función.