El fiscal saudí pide la pena de muerte para cinco acusados de asesinar a Khashoggi en el primer día de juicio

Política y conflictos

El fiscal saudí pide la pena de muerte para cinco acusados de asesinar a Khashoggi en el primer día de juicio
Foto: Huseyin Aldemir| Reuters

El fiscal general saudí ha pedido la pena de muerte para cinco de los 11 acusados del asesinato del periodista crítico con el régimen Jamal Khashoggi en Estambul, durante la apertura este jueves del juicio en un tribunal de Riad.

Los encausados, cuyas identidades no han trascendido, han escuchado la petición de la fiscalía en presencia de sus abogados y se les ha dado un plazo para responder, el cual no se ha determinado. Por lo que todavía no hay una fecha para la próxima vista judicial, según el comunicado.

La Fiscalía General saudí anunció el pasado noviembre que 21 personas habían sido detenidas por el asesinato de Khashoggi, pero acusó a 11 y exigió la pena capital a cinco de ellas «por su implicación en el crimen», informa Efe.

El periodista Jamal Khashoggi, que colaboraba con el diario Washington Post, fue asesinado el pasado 2 de octubre por agentes saudíes en el consulado de Estambul, al que acudió para recoger unos documentos que le permitieran casarse con su prometida turca.

Al comienzo Riad negó la muerte del periodista pero finalmente explicó que había muerto durante una «operación fuera del control» del Estado y supervisada por dos altos cargos que acabaron siendo destituidos. Aunque ha admitido el homicidio, no ha aclarado qué ocurrió con el cadáver. Las autoridades turcas afirman tener pruebas de que Khashoggi fue asfixiado y su cuerpo después descuartizado para hacerlo desaparecer.

La fiscalía ha anunciado este jueves que mandó el pasado 17 de diciembre dos memorandos judiciales a la Fiscalía General de Turquía para pedir las pruebas que los turcos han ido recolectando a lo largo de la investigación. Sin embargo, ha apuntado, todavía no han recibido respuesta de las autoridades turcas.

Turquía acusa por su parte a miembros del Estado saudí «al más alto nivel». El pasado 5 de diciembre, la Fiscalía de Estambul dictó una orden de arresto contra dos altos cargos saudíes, Ahmed Asiri y Saud al Qahtani, por su presunta vinculación con el asesinato del periodista.

La CIA y la prensa turca y estadounidense sospechan que la operación contra Jamal Khashoggi fue ordenada por el príncipe heredero Mohamed bin Salmán.

Las autoridades turcas han pedido la extradición de 18 saudíes detenidos y sospechosos de estar implicados en el asesinato. Arabia Saudí se niega a extraditarlos e informó de que serían juzgados en su país.