Francia buscará una "solución europea" a la situación del Aquarius, que quiere desembarcar en Marsella

Mundo ethos

Francia buscará una "solución europea" a la situación del Aquarius, que quiere desembarcar en Marsella
Foto: Pau BARRENA

El Gobierno de Francia ha asegurado este lunes que busca una “solución europea” a la situación del barco Aquarius, de las ONG SOS Méditerranée y Médicos sin Fronteras, que ha pedido que, de forma excepcional y por motivos humanitarios, se le permita atracar en el puerto de la ciudad francesa de Marsella con 58 migrantes rescatados.

Las ONG responsables de la embarcación aseguran que se encuentra en una “situación crítica”, y por esta razón piden a las autoridades francesas que hagan una excepción con el principio del “puerto seguro más cercano”, en el que Francia se ha basado en otras ocasiones para no permitir el desembarco de este tipo de buques en su territorio.

Las ONG consideran que Marsella es el único lugar que les ofrece las garantías para poder gestionar la situación provocada después de que la Autoridad Marítima de Panamá haya anunciado su decisión de retirarle el pabellón porque considera que “está desatendiendo los procedimientos jurídicos internacionales en materia de inmigrantes y refugiados auxiliados en las cosas del Mar Mediterráneo”.

Esta situación, según la normativa marítima, no puede entrar en vigor mientras el barco todavía está en el mar, por lo que entraría en vigor en el momento en que este atraque en un puerto.

“No tenemos otra opción que poner ruta hacia el único sitio desde el que SOS Méditerranée podrá trabajar en estas condiciones totalmente críticas”, ha dicho el director de Operaciones de la ONG, Frédéric Penard, en una rueda de prensa.

El Aquarius se encuentra todavía en aguas internacionales junto a la costa libia y calcula que, si no debe desviarse para efectuar nuevas operaciones de salvamento y las condiciones meteorológicas son buenas, podría llegar al puerto de Marsella en unos cuatro días.

En caso de no ser aceptada la petición a Francia, la ONG ha solicitado a los gobiernos europeos que alguno le conceda un nuevo pabellón y, si no fuera posible, amplían su petición al resto de autoridades marítimas, pues aseguran que no van a abandonar su misión humanitaria, informa Efe.