Francisco Serrano, líder de Vox en Andalucía, dimite tras la querella de la Fiscalía por fraude de subvenciones

Política y conflictos

Francisco Serrano, líder de Vox en Andalucía, dimite tras la querella de la Fiscalía por fraude de subvenciones
Foto: | Twitter

El líder de Vox en Andalucía, Francisco Serrano, ha presentado este miércoles su baja del partido tras conocerse que la Fiscalía Superior de Andalucía había presentado una querella contra él por un presunto fraude de subvenciones por una ayuda pública de 2,5 millones percibida en 2016, informa él mismo en un comunicado enviado a Europa Press.

En contexto: la Fiscalía Superior de Andalucía ha presentado una querella ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) contra el jefe de Vox en Andalucía, el juez en excedencia Francisco de Asís Serrano Castro, y su antiguo socio en la empresa Bio Wood Niebla, Enrique Pelegrín, por un presunto delito contra la Hacienda Pública mediante un fraude en la solicitud de ayudas públicas para un proyecto empresarial que nunca se llevó a cabo. La Administración Tributaria reclama desde finales del año pasado la devolución de todo el dinero más intereses.

El Grupo de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la UDEF comenzó a investigar a Serrano después de que FACUA y el diario InfoLibre destaparan que Hacienda reclamaba a una empresa creada por el líder de Vox en Andalucía que devolviese 2,5 millones de euros de dinero público que recibió del Ministerio de Industria en 2016 como financiación para desarrollar un proyecto que no llevó a cabo en el plazo establecido y del que tampoco aportó documentación justificativa pese a los requerimientos de la Administración, informa FACUA en un comunicado.

Bio Wood Niebla SL fue creada por el juez Serrano y su entonces socio Enrique Pelegrín Díaz el 30 de marzo de 2016. Ocho meses después, recibió un préstamo de 2.489.000 euros que debían destinarse a la implantación en la localidad onubense de Niebla de una nueva fábrica de pellets, un combustible que se obtiene de la recuperación de subproductos derivados de la madera como el serrín. La ayuda, a devolver en 10 años con 3 de carencia, la concedió el entonces denominado Ministerio de Economía, Industria y Competitividad a través de la Secretaría General de Industria y de la Pyme (SgiPyme) el 1 de diciembre de 2016.

A día de hoy, la fábrica no existe. La empresa sólo cumplió el primer año con la obligación de depositar sus cuentas en el Registro Mercantil, al que ha ocultado su situación y movimientos de dinero dede 2017.