Mads Mikkelsen: «'Otra ronda' no trata sobre el alcohol, sino que celebra la vida»
Foto: Henrik Ohsten| Zentropa Entertainments

Cultura

Mads Mikkelsen: «'Otra ronda' no trata sobre el alcohol, sino que celebra la vida»

Conversamos con Mads Mikkelsen por su rol protagónico en 'Otra ronda' que le ha supuesto el galardón al mejor actor en los Premios del Cine Europeo y el premio ex aequo junto a sus tres compañeros de reparto en el Festival de San Sebastián

por Begoña Donat

Actualizado:

Thomas Vinterberg asemeja el tipo de relación que mantiene con su terna de actores habituales a la reacción química que provoca el amor. Cuando en el set se produce ese deslumbramiento, el director danés confía en que la experiencia se repita en proyectos futuros, así que escribe sus guiones con sus intérpretes ideales en mente.

Con Mads Mikkelsen rodó La caza en 2012, el flechazo profesional fue mutuo, pero les ha costado lo suyo repetir. El reencuentro del tándem llega hoy a la gran pantalla avalado por dos nominaciones al Óscar, a mejor dirección y a mejor filme internacional. Se titula Otra ronda y está protagonizado por cuatro profesores de instituto que estancados en su vida y su trabajo, inician un experimento para mantener un nivel bajo y constante de intoxicación etílica durante sus jornadas laborales. 

Otra ronda le ha supuesto el galardón al mejor actor en los Premios del Cine Europeo y el premio ex aequo junto a sus tres compañeros de reparto en el Festival de San Sebastián. 

«Me siento afortunado y en una posición privilegiada. Crecí viendo superproducciones de Hollywood, así que me encanta participar en este tipo de proyectos, pero si mi carrera se limitara a papeles así, echaría de menos interpretar dramas, como también echaría de menos empuñar una espada si sólo rodara cine intimista», comparte.

En la actualidad, y en plena crisis pandémica, a Mikkelsen se le acumulan los proyectos: la sustitución de Johnny Depp en el papel de Gellert Grindelwald en la tercera entrega de Animales fantásticos, el estreno de la esperada adaptación del best seller de Patrick Ness Chaos Walking y el rodaje de un biopic sobre el diseñador jefe de la ingeniería por radio de la Unión Soviética y topo de la CIA, Adolf Tolkachev.

Mads Mikkelsen: «Otra ronda no trata sobre el alcohol, sino que celebra la vida»

Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Magnus Millang y Lars Ranthe. | Foto: Henrik Ohsten vía Zentropa Entertainments.

La idea de Otra ronda se remonta a hace casi una década. ¿Cómo ha cambiado tu personaje en el guion a lo largo de estos años?

Al principio, tenía más posibilidades de ser una comedia de slapstick. Mi personaje trabajaba de controlador aéreo, empleo en el que podía ser muy interesante que acudiera borracho, pero con el tiempo, Thomas me anunció que la trama ya no era sobre el alcohol, sino una celebración de la vida. Otra ronda anima a vivir el presente sin nostalgia por el pasado ni temor al futuro. Me alegró mucho el cambio.

¿Pusisteis en práctica el experimento en el que se basa la historia?

Un poco (risas). Tratamos de averiguar cómo nos afectaban los distintos niveles de alcohol en sangre, lo diferentes que eran nuestra habla y nuestros movimientos tras ingerir 0,5, 0,8 o 1,2 gramos. Nos grabamos y una vez sobrios, revisamos nuestro comportamiento, tratando de imitarlos para el rodaje, porque no era cuestión de andar mamados en el set. De ser así no hubiera sido una película, sino una locura. También revisamos en YouTube los videos más extravagantes. Los de rusos cayéndose unos encima de otros resultaron muy inspiradores. 

¿Cuáles son las mayores dificultades de interpretar a alguien borracho?

Siempre ha sido un test para los actores. Si yerras, es bastante obvio. Pasa por fingir que no lo estás, tal y como nos comportamos en la vida real, cuando tratamos de que no se nos note que hemos bebido. El elenco tuvimos mucho cuidado de no hacer una interpretación desparramada, tipo Chaplin, porque es muy arriesgada, así que ensayamos caídas y locuras en pleno estado de sobriedad.

Mads Mikkelsen: «Otra ronda no trata sobre el alcohol, sino que celebra la vida» 4

Thomas Bo Larsen en ‘Otra ronda’. | Foto: Henrik Ohsten vía Zentropa Entertainments. | Foto: Henrik Ohsten vía Zentropa Entertainments.

¿Crees que el alcohol puede ayudar a una mejor interpretación?

Puede inspirarte, como a todo el mundo, pero tomamos la decisión de no beber, porque eran muchos días seguidos de rodaje y mantener el nivel para resultar interesante iba a ser imposible, hubiera sido necesario beber dos botellas de whisky al día y hubiéramos acabado amodorrados.

¿Cómo te iniciaste personalmente en el alcohol?

Tenía 13 años y mi hermano, que es dos años mayor que yo, jugaba en el mismo equipo de balonmano. Un día salimos a tomar algo, como él tenía 15, estaba permitido que él me comprara una cerveza, entendiendo que luego me acompañaría a casa. Después, ya sabes, la usé a los 16 para tener el valor suficiente para saludar a una chica que me gustaba. Es parte de la cultura danesa, como de muchas otras, a lo largo de miles de años, pero antes era más peligroso que ahora, pues se bebía en el ejercicio de ciertos trabajos que podían conllevar riesgo.

Das vida a un profesor, ¿qué tipo de estudiante eras?

No era muy bueno en permanecer sentado, supongo que hoy en día me habrían diagnosticado un TDAH. Era muy rápido aprendiendo, así que cuando entré en la adolescencia y empecé el instituto, me enfoqué más en las chicas y en pasarlo bien.

Mads Mikkelsen: «Otra ronda no trata sobre el alcohol, sino que celebra la vida» 2

Mads Mikkelsen interpreta a un profesor llamado Martin. | Foto: Henrik Ohsten vía Zentropa Entertainments.

¿Ha cambiado tu relación con la bebida tras el rodaje esta película?

Otra ronda no me ha hecho beber más o menos que antes, sino explorar aspectos como si eres más valiente y libre después de tomarte dos copas. Esta es la historia de un hombre estancado e infeliz. Yo, en cambio, tiendo a despertarme y a estar muy contento de que salga el sol, curioso ante la perspectiva de lo que me pueda deparar el nuevo día. Conozco a mucha gente en la situación de mi personaje, pero no es mi caso. 

¿Alguna vez te has sentido hastiado como tu personaje o tu profesión no te lo permite?

En mi profesión puede haber rutinas, como que se te ofrezca el mismo papel una y otra vez, pero cuando trabajo siempre conozco a nuevas personas y la energía de cada rodaje me impide aburrirme. En el aspecto personal, cualquiera puede encontrar la belleza de la vida aquí mismo. Hay una tendencia a pensar en el futuro, a decirnos que mañana será mejor, o que si consigo algo concreto, la semana que viene lo será, pero ¿qué pasa si no lo logras? Yo trato de vivir mi vida como si cada peldaño fuera igualmente importante. Y si no alcanzo la meta, he disfrutado del camino.

Has hablado del encasillamiento que sufren algunos actores. Fuera de tu país te han ofrecido muchos villanos. ¿Por qué crees que provocas miedo fuera de Dinamarca?

Supongo que me dan muchos papeles así porque les parece que tengo un acento gracioso, pero no creo que mis villanos sean terroríficos. Los malos de las películas han cambiado, son diferentes de los que se interpretaban hace 40 años. Ahora les rige la convicción en su misión. Es cierto que he interpretado a muchos, pero procuro que me aporten algo nuevo cada vez, Hannibal, Le Chifre en Casino Royale y Kaecilius en Doctor Strange son villanos en sus universos, pero muy diferentes entre sí. 

Mads Mikkelsen: «Otra ronda no trata sobre el alcohol, sino que celebra la vida» 3

Escena de ‘Otra ronda’. | Foto: Henrik Ohsten vía Zentropa Entertainments.

La película apunta a los estragos familiares que puede provocar el abuso del alcohol. ¿Crees que la película resuena de manera distinta tras el confinamiento?

Es importante subrayar que no hemos hecho una película sobre el abuso del alcohol. No es un filme moral. No le decimos a la audiencia «no bebas». Ha habido películas magníficas que así lo han hecho, pero esa no es nuestra misión. Es un tema clásico en el cine, muchos niños han crecido en un entorno donde se abusaba del alcohol. Y puede que los adultos no le den importancia, pero los menores lo viven de manera diferente, especialmente en estos tiempos, en los que, como comentas, hemos vivido un confinamiento. Es gravísimo cuando la gente se queda en casa y empieza a beber a las 10 de la mañana, pero ese no es el tema de la película. Otra ronda invita a capturar la vida, a no dejarla pasar.

 ¿Qué propósitos te marcaste durante los meses de encierro?

Planeaba aprender idiomas, pero compramos un perro, jugué mucho al tenis, llamé a amigos y a familia, empecé a trastear en la casa de campo, y de repente, el tiempo pasaba volando. Soy bastante bueno en no hacer nada y muchas cosas a la vez.

Begoña Donat

Periodista freelance y especialista en la comunicación integral de organizaciones culturales.