Política y conflictos

Rocío Monasterio (Vox): «Era necesario sacar a los infiltrados de Sánchez del Gobierno de Madrid»

por Rodrigo Isasi Arce

El adelanto electoral decretado por la presidenta madrileña Isabel Díaz Ayuso pilló desprevenido a la inmensa mayoría de los partidos, incluido Vox. Por ello, las formaciones ya han comenzado su pugna por el poder de la capital española que mucho tiene que decir en las futuras elecciones nacionales. Hablamos con la presidenta de Vox en Madrid y candidata del partido –aún por confirmar– a las elecciones de la Comunidad, Rocío Monasterio, que tiene muy claro que Vox «va a llegar al Gobierno muy rápido» porque no tiene lastres, como el de la corrupción.

Hablamos con Rocío Monasterio de su proyecto para Madrid, de «la España que madruga», de inmigración ilegal, de feminismo, de cómo Vox piensa llegar al poder y de muchos otros temas.

¿Era necesario este adelanto electoral?

Era necesario sacar a los infiltrados de Sánchez del Gobierno de Madrid. Se tenía que haber hecho mucho antes y nosotros lo llevábamos pidiendo desde hace mucho tiempo. Sobre todo, lo que es necesario es dar un gobierno a Madrid que tenga ideas claras, capacidad de ejecución y capacidad de sacar a los madrileños de esta situación. Está en juego en España un futuro y una esperanza y un proyecto para todos los españoles.
Nosotros hemos entrado en política para entrar al Gobierno. Tenemos un proyecto clarísimo para España y tenemos algo que es muy importante, que es la libertad para defender ideas, porque no tenemos el lastre de la corrupción, el lastre del miedo al consenso progre, el lastre de no saber la realidad de la España que madruga, y como vamos sin lastre, vamos a llegar al Gobierno muy rápido.

Ayuso habla de «comunismo o libertad». Iván Espinosa de los Monteros, de «globalismo o patria».

Globalismo o patria, porque lo que estamos viendo es la imposición de determinadas ideologías y la dictadura de determinadas ideas de las que ya no nos dejan disentir, de las que no nos dejan discrepar y que además son las que están llevando a muchísimas gente a perder sus trabajos, a perder su libertad, a perder sus raíces y a perder también la identidad de sentirse y ser español que es lo que nos quieren arrebatar muchos.

Primero fue la socialdemocracia y luego fue ese consenso que se genera después de la Segunda Guerra Mundial en el que se decide descartar todas aquellas ideas fuertes, pero con una mala interpretación, asociadas a algo que sufrimos en Europa que fue terrible, que nos llevó a la segunda gran guerra. Ahora se lleva a la política y las élites intelectuales un consenso de ideas blandas, de ideas flácidas, de ideas que nos hacen renunciar a nuestra identidad e idea de nación.

Rocío Monasterio: «La inmigración ilegal hace que las madres no durmamos cuando nuestras hijas salen por la noche por Madrid» 1

Foto: Vox.

Quieren que renunciemos a defender la familia, que renunciemos a defender lo que somos, mujeres, hombres, que renunciemos a los valores. Y ese consenso es el que también ahora no nos permite ya ni siquiera hablar, porque todo es políticamente incorrecto, y nos quieren arrinconar a los que queremos discrepar de ese consenso. Los grandes partidos, los partidos socialistas, el Partido Popular, la izquierda, todos se sumaron a ese consenso progre y han estado haciendo cordones sanitarios a todos aquellos que discrepan de estas ideas.

Nosotros creemos en España como nación, creemos en la libertad, en la defensa de la familia, en la defensa de la iniciativa privada y creemos en que los españoles tienen que tener derecho a ganarse el pan todos los días sin tener que bajar la cabeza a entrar en un consenso progre que los obliga, a cambio de poder ganarse el pan, tener que pensar en esa idea de pensamiento único y yo creo que la España que madruga se ha cansado del pensamiento único, ha querido rebelarse y esa sublevación es Vox.

¿Ha sido el Partido Popular demasiado blando?

Ese centro derecha de las ideas flácidas, de las ideas que abandonaban rápidamente por llegar a consensos con la izquierda a la que tenía miedo pues nos ha llevado hoy a tener un Gobierno de Sánchez, un Gobierno socialcomunista.

Nosotros creemos que si uno defiende la libertad y si uno de verdad cree las ideas y tiene convicciones, cuando llega al Gobierno, especialmente con una mayoría absoluta como tuvieron, lo que hace es ejecutar las ideas, no agacha la cabeza y sigue con las ideas, en este caso, de Zapatero.

¿Tienes miedo al comunismo?

Yo al comunismo no le tengo miedo porque a mí no me va a volver a pasar lo que le pasó a mi familia. Jamás. No me va a volver a pasar y para eso voy a estar estas semanas y vamos a sacar un resultado excelente en Madrid.

Yo he visto a gente que quería mucho no poder volver nunca a su país, morir exiliado, haber trabajado muchísimo, haber tenido que salir de España porque no tenía trabajo, haber ido a otro país a trabajar y haberse ganado el pan y haber conseguido sacar adelante un futuro y de repente, que se lo quitaran todo, porque llegarán, en este caso, el castrismo. Eso es lo que yo he visto y eso yo desde luego no lo para los míos y no lo quiero para los españoles. Los españoles saben que nosotros hablamos claro, no damos vueltas, decimos la verdad y lo que decimos lo cumplimos.

Hablas de exiliados. La izquierda también habla de ellos durante la Guerra Civil.

La izquierda lo que quiere es abrir las heridas de la Guerra Civil y nosotros no queremos abrir las heridas de la Guerra Civil, porque estamos orgullosísimos del trabajo de reconciliación y el trabajo de perdón que hicieron los españoles. Yo estoy orgullosísima de cómo supieron sacar España adelante de un aislamiento y una situación muy complicada con su trabajo, porque los españoles siempre lo sacan, los currantes. Sacaron a España y consiguieron que evolucionara y que se desarrollara y fueron los años de mayor desarrollo de España. Han sido años y generaciones que han visto cómo le podían decir a sus hijos y asegurarles mirándoles a los ojos que iban a tener una España mejor y yo ahora mismo estoy en política porque me he comprometido con eso, porque yo quiero poder mirar a mis hijos a los ojos y decirles que cuando Vox llegue al Gobierno nos vamos a encargar de que tengan una España mejor y eso creo que hoy muchas familias no se lo pueden decir a sus hijos porque si seguimos con el Gobierno socialcomunista ya sabemos lo que nos espera.

¿Qué es para ti la patria?

Para mí la patria es lo que soy. Yo me siento española, profundamente española, y eso pertenece a la categoría de las ideas fuertes, de lo que uno es, de lo que le hace a uno moverse por algo que no es material pero que le impulsa a sacrificarse, a trabajar y a entregarlo todo por ello. Yo, que me siento profundamente española y que quiero profundamente a España, quiero que las siguientes generaciones sientan lo mismo que yo siento por España porque eso nos va a impulsar y nos va a hacer sacar un proyecto común de todos los españoles porque los españoles, cuando vamos juntos a cualquier misión, somos imbatibles y lo hemos demostrado muchas veces.

¿Qué tres grandes cambios necesita Madrid?

Por una parte, necesita liberar la prosperidad económica, luego necesita las políticas sensatas que permitan a la España que madruga prosperar, y ahí estoy hablando de los políticos, de quitarnos de en medio, de quitar burocracia y eliminar aquello que impide crear riqueza. En tercer lugar, Madrid, como parte de España, necesita construir un proyecto basado en valores de protección de la familia, de protección de la educación de nuestros hijos frente a la dictadura de determinadas ideologías, de protección de lo que somos y de desarrollo de nuestras raíces de la identidad y de trasladar la esperanza. La protección, la seguridad, es un eje fundamental.

¿Qué decir sobre la salida de Pablo Iglesias del Gobierno?

Pablo Iglesias me va a tener mucho miedo estas elecciones. Pablo Iglesias es un cobarde y lo que ha hecho es huir del Gobierno. Había llegado al Gobierno y ahora abandona a los suyos. Les ha engañado, les ha mentido, les ha prometido algo que no era capaz de dar y les ha vendido una falsa igualdad que tampoco es capaz de darla y les ha vendido que iba a repartir pan a todos cuando sabe que sus recetas económicas lo único que traen es miseria.

Iglesias aspira a «repartir los papeles» con el PSOE para ganar juntos Madrid

Foto: Reuters

Como sabe todo esto y como ha visto lo que va a pasar durante los próximos meses, que vamos a pasar unos meses muy complicados en lo económico y en lo social, ha decidido ponerse del otro lado para pretender, otra vez, liderar la calle, pero no le vamos a dejar y a mí me encanta que la batalla se de en Madrid porque yo quiero dar la batalla a Pablo Iglesias y de una vez por todas liberar a España de este tipo de políticos, que lo que tienen que hacer es ponerse de verdad un día a trabajar, y de verdad madrugar, y de verdad entender lo que es una pyme, y lo que es pagar nóminas, y lo que es liquidar impuestos, y lo que es el día 29 y a lo mejor ver la cuenta vacía y tener que buscarse la forma de poder no fallar en el pago de las nóminas porque de eso dependen familias, y de crear empleo. Pablo Iglesias, de esto no tiene ni idea, jamás lo ha vivido, jamás lo he visto y pretende hablar a los trabajadores. Lo que tiene que hacer es irse unos meses a trabajar de verdad a una obra de construcción o a un sitio de hostelería, igual no le reciben claro porque ya ni en su barrio le quieren, pero ese ejercicio, no solo Pablo Iglesias, otros políticos lo tendrían que hacer.

Tenemos que conseguir desahogar a los españoles, conseguir que los recursos vayan de verdad para los españoles, para la España que madruga y no para los políticos, porque tenemos las administraciones y el sistema autonómico repleto de políticos colocaditos cobrando del sueldo de todos los españoles y que no saben hacer la o con un canuto y qué lo que están haciendo es cubrirnos a normativas, a legislación absurda, que lo hace es impedirnos a la mayoría de los españoles prosperar.

¿Cómo valoras la gestión del Gobierno Ayuso-Aguado?

No se puede valorar cuando no ha habido ninguna ley, ha habido una que han recurrido. La verdad es que han sido incapaces de aprobar nada. Yo sé que ha sido muy complicada la relación entre ellos.

Lo que yo aseguro es que a partir de las próximas elecciones Vox va a estar ahí para ejecutar un plan y un proyecto para los madrileños con determinación, de bajada de impuestos, de defensa de la libertad, de defensa en la libertad a los padres en la educación, de prosperidad económica, de defensa de la España que madruga, qué es que es lo que hay que defender hoy.

A España, de esta crisis no la vamos a sacar los políticos, los políticos nos tenemos que apartar, los que la van a sacar son los currantes, los que todos los días está levantando la persiana, que tienen que seguir con la ilusión y con la esperanza de que de esta salimos, y no salimos como Pedro Sánchez, que él no sabe sacarnos, vamos a salir por el esfuerzo de cada uno, y yo lo que quiero es estar al lado de todos ellos, impulsando pero no estorbando.

Las encuestas dan la victoria al PP en Madrid.

Eso dice el Partido Popular, han dicho que van a ganar por mayoría absoluta. Ahora, si no sale por mayoría absoluta, será un gran fracaso entonces.

¿Cómo se le ganan las elecciones a Ayuso?

Yo no estoy mirando a Ayuso, lo que estoy mirando es a la izquierda. Yo no me equivoco con quién es mi adversario, mi enemigo político, porque esa equivocación fue la que llevó a países como Venezuela a que se consolidara el comunismo, la oposición se dividió, se dedicaron a mirarse entre ellos, a hacer campaña una contra el otro y al final lo que pasó es que la izquierda avanzó.

Yo estoy en conseguir explicarle a la España que madruga que Vox tiene un proyecto para todos ellos y ahora mismo, esa España que madruga, que a veces ha votado a la izquierda porque tiene una preocupación social, está mirando a Vox y yo creo que eso es lo importante que consigamos aunar esfuerzos, aunar votos, aunar la ilusión de tanta gente, que de verdad tenemos que conseguir que  conseguir salir adelante y, para salir adelante, ya sabemos que con las recetas de la falsa igualdad, la subida de impuestos, el ahogo de las pymes y la persecución a las familias, no vamos a salir.

Ayuso: «Cuando te llaman fascista sabes que lo estás haciendo bien, que estás el lado bueno de la historia»

Foto: EFE

Creo que es una equivocación anunciar una mayoría absoluta y es una equivocación confundirse con quién es tu enemigo y yo esa equivocación no la voy a cometer. Nosotros vamos a dar un resultado fantástico y nosotros somos, con nuestros esfuerzo, los que vamos a garantizar que Madrid no pase a manos de la izquierda.

¿Y un posible pacto con el PP?

Si yo gano en el Gobierno de la Comunidad de Madrid y me faltan algunos escaños, por supuesto que contaría con la señora Díaz Ayuso, lo que tengo claro es que no contaría con la izquierda, porque yo con la izquierda, con Pablo Iglesias, no me voy ni a tomar cañas. No se me ocurre, no me confundo ni para tomar cañas.

¿Qué sería lo primero que harías si ganas en mayoría?

Lo primero que haría es dar las gracias a los madrileños y lo segundo que haría es matarme a trabajar  sobre todo para conseguir que esas miles de pymes que en este momento están pensando si siguen o no siguen y miles de empleos que dependen de esas pymes puedan salir adelante. Ahora mismo tenemos un reto económico impresionante delante y de esas miles de pymes, autónomos y pequeños empresarios dependen un montón de empleos, y ahora lo importante, lo fundamental, que tenemos que conseguir es una política sensata que consiga que no se destruya empleo, que se cree empleo y conseguir sacar a muchísimas familias de la situación en la que están económica y social. Eso ahora mismo es prioritario, y todo lo que no sea eso es no entender lo que tenemos por delante los próximos meses y yo no quiero a los madrileños en las colas del hambre, los quiero trabajando. Lo que puedo garantizar es que sé cómo se crea empleo porque lo he hecho, entonces, esa experiencia es la que voy a aplicar y del empleo de todas esas pymes y de todos esos autónomos depende el bienestar de muchísimas familias que necesitan llevar un sueldo a casa porque tienen que dar de comer a sus niños.

Elecciones Madrid: estos son los candidatos (posibles y confirmados) para el 4 de mayo 2

Foto: EFE

Hablas de «falsa igualdad».

Nos han intentado contar una cosa que no es verdad. A las mujeres nos intentan tutelar y políticos de todos los colores salen aquí a representarnos a las mujeres. A mí me indigna que aparezcan y levanten la bandera de las mujeres como si fuéramos un colectivo que necesitamos protección, y no necesitamos ningún tipo de protección, las mujeres como colectivo no necesitamos ningún tipo de protección. Ahora mismo accedemos a la universidad, en igualdad de condiciones, y al trabajo en igualdad de condiciones. Otra cosa es que cuando somos madres se produzca una discriminación y ahora se producirá también con los padres.

Hay una falsa igualdad que nos han contado, un discurso que no es verdad y que además tiende a que nuestras niñas en este caso piensen que tienen una debilidad. Las mujeres somos muy fuertes y conseguimos absolutamente todo lo que queremos en el trabajo, en la educación, en todo. ¿Y qué es lo que nos diferencia del hombre? Pues la maternidad. Sí que hay unos meses que a la hora de seguir trabajando es verdad que tenemos cierta discriminación que sí tenemos que resolverlo.

Ahora mismo, el discriminado en muchas cosas y en la ley española es el hombre, que no tiene presunción de inocencia en leyes como la de violencia de género, y que tiene la llamada inversión de la carga de la prueba, que tiene que demostrar su inocencia y que a una mujer no se le pide, y que tiene juzgados exclusivos para hombres. Eso en una democracia que presuma de defender la igualdad no debería ocurrir.

Rocío Monasterio (VOX): «Era necesario sacar a los infiltrados de Sánchez del Gobierno de Madrid»

Foto: Carola Melguizo / The Objective.

Hay determinadas leyes que llegan con Zapatero, que el Partido Popular no modifica, que provocan realmente una discriminación. Yo creo en la verdadera igualdad y además estoy orgullosísima porque en mi casa lo primero que se aprendía, lo primero que se leía, era a Concepción Arenal, una mujer que tiene que ver con mi familia, que lo primero que hizo fue ir vestida de hombre para estudiar Derecho, ya que en ese momento las mujeres no tenían acceso a la educación y que luchó por qué las mujeres pudiéramos educarnos en igualdad de condiciones que los hombres.

Con esa enseñanza y ese orgullo que tengo yo de lo que hicieron mujeres españolas como Concepción Arenal es con el que desarrollo y artículo mi discurso. Ya está bien de intentar utilizarnos a las mujeres, ya está bien de intentar protegernos como si fuéramos un colectivo a proteger, ya está bien de los políticos de tutelarnos, como si necesitáramos la tutela. Las mujeres trabajamos en todos los ámbitos y donde no trabajamos es porque no nos da la gana; no nos da la gana de ser ferrallistas, no nos da la gana de conducir un camión, no nos da la gana de hormigonar porque no nos gusta y ya está.

Ahora hay que decirle a la izquierda esta y a todos los que han introducido los planes de igualdad en las empresas que vayan a una obra de construcción, estos de Comisiones Obreras y de UGT, a exigir el 50% de mujeres, a ver si encuentran mujer ferrallista, yo no la he encontrado en años de trabajo, a ver si ellos tienen más suerte.

¿Y qué pasa con el techo de cristal?

Ellos no creen en las mujeres, y como no creen en nosotras pues pretenden ser nuestros salvadores. Las mujeres van a llegar perfectamente a los consejos de administración y a todo el tope de responsabilidad en todas las empresas, lo que pasa es que hay muchas generaciones en las que todavía no estaba equilibrado el número de hombres y mujeres, y cuando Vox llegue al Gobierno nos encargaremos de que se premie la contratación de madres y de padres, porque ahora mismo va a haber una discriminación a quien tenga hijos, por las nuevas leyes que han aprobado. Creemos que hay que incentivar y hay que poner en valor la importancia que tiene para España hoy que nazcan niños, la natalidad. Necesitamos familias, necesitamos que se ponga en valor ese esfuerzo, que es un esfuerzo trabajar y a la vez tener hijos.

Queremos que todas las mujeres que son madres, y los padres también, sigan con su proyecto profesional y puedan tener un futuro en una empresa, trabajando, ya que es fundamental, porque tienen que dar de comer a sus hijos.

Nosotros tenemos clarísimo esas políticas de apoyo a la natalidad, de apoyo a la familia, de apoyo a todas las mujeres que trabajan todos los días siendo madre y sufriendo lo que es la brecha maternal, que no es lo mismo que la brecha por ser mujer, que es lo que nos quieren contar otros. Las mujeres llegamos donde nos proponemos, donde queremos y por nuestro esfuerzo y nuestro mérito propio, no porque Pedro Sánchez, Pablo Iglesias o uno de estos nos vengan a contar, porque no han trabajado en su vida, lo que es trabajar fuerte y sacar adelante una familia. Que lo hagan y que luego lo cuenten.

La lucha contra la inmigración ilegal es una de vuestras banderas.

Estamos viendo en toda España como nuestros políticos acomplejados siempre defienden los discursos buenistas promoviendo y haciendo un efecto llamada a la inmigración ilegal. España no se puede permitir tener unas fronteras abiertas, las fronteras tienen que estar controladas. Yo doy la bienvenida a España a todos aquellos que vienen a trabajar de forma legal, vengo de una familia que se va de España para buscar trabajo y luego vuelve, y por supuesto que creo que lo que tenemos que hacer es conseguir el sistema que mejore la forma de llegar a España de forma legal y con todos los papeles, ahora, tenemos que combatir con contundencia la inmigración ilegal, porque la inmigración ilegal es la que hace que las madres cuando nuestras hijas van por la noche a salir por los barrios de Madrid no durmamos pensando que se van a cruzar con un grupo de estos de menas, que los hay en Ciudad Lineal, en Batán, en Carabanchel, que los hay en todo Madrid ya, y que les van a dar un susto.

Rocío Monasterio: «La inmigración ilegal hace que las madres no durmamos cuando nuestras hijas salen por la noche por Madrid»

Foto: Carola Melguizo / The Objective.

Esto es lo que hemos visto en Madrid en muchas zonas durante estos meses y los políticos no quieren hablar de eso, y lo peor es que desde la Comunidad de Madrid estamos pagando 4.700€ al mes a cada niño inmigrante ilegal, niño le llaman, que no son niños, para su manutención. A ver qué familia madrileña tiene 4700€ al mes pagados para dar de comer y dar una habitación a sus hijos, a mí me gustaría que me lo dijeran, pero como somos tan acomplejados, damos 4700€ al mes. Ya está bien de permitir la inmigración ilegal que trae inseguridad nuestros barrios, además de subvencionarla y pagarla con el esfuerzo de todos los madrileños, que lo están pasando mal, yo creo que este discurso tiene que ser claro y tiene que ser contundente. Estos que la izquierda llaman sus niños, lo que tiene que estar es con sus padres, en sus países de origen, porque los niños donde mejor están es con sus padres.

Las fronteras tenemos que tenerlas controladas ,ya estamos viendo lo que pasa en Canarias, y en Madrid dejar de hacer políticas que lo que hacen es promover y conseguir un efecto llamada para inmigración ilegal y queremos barrios seguros y las madres queremos poder dormir tranquilas.

Varias ONG defienden legalizar la inmigración ilegal por cuestiones humanitarias y porque de esta manera los migrantes cotizarían y pagarían impuestos.

Las falacias de siempre. En España, si ha habido algo es un paro estructural de gente poco cualificada que jamás se conseguía incorporar al mercado de trabajo porque no tenía formación y era inmigración que fue legalizada, curiosamente donde más se legalizó fue en el Gobierno de Aznar, esta derecha conservadora y liberal, y claro, eso provoca un paro estructural, personas sin formación que no cotizan, es la gran mentira.

Además, lo que tenemos que hacer es fomentar la natalidad en España, las nuevas generaciones que son las que van a conseguir pues luego producir y que tengamos generaciones de españoles trabajando, conseguir que quien quiera venir venga de forma legal y, por humanidad, lo que hay que hacer es ayudar en los países de origen, ayudar a industrializar no a dar cantidades a fondo perdido, a industrializar aquellas zonas de dónde vienen toda esta inmigración para que cuando vengan vengan de forma legal y con formación, y otra cosa que hay que conseguir es combatir al yihadismo porque mucha de esta migración ilegal viene huyendo de lo que está pasando en Mali, en Mozambique, donde están decapitando a niños de 11 años.

Porque esta izquierda progre no se atreve a hablar contra lo que provoca el islamismo radical, contra lo que es el yihadismo, contra lo que es esta dictadura que quiere ponernos a las mujeres un burka, y han llenado nuestros barrios en Europa, como Molenbeek, de mujeres cubiertas con un burka, y se callan y les han subvencionado, como se está haciendo en España, con miles de asociaciones y de ONG que lo que están haciendo es provocar un efecto llamada y pagar más a todos estos que nos quieren poner un burka a las mujeres que a un español autónomo que ha perdido su trabajo y está hoy en las colas del hambre pidiendo un platito de arroz.

Vox va a hablar de esto con muchísima claridad y, a los de las ideas flácidas del centro derecha y a la izquierda hay que llevarles a Molenbeek para que vean cuales son las consecuencias de sus políticas en barrios de Bélgica donde ya nadie se atreve a hablar, y eso ya lo tenemos en algunas zonas de España, en Girona, en Lérida y lo vamos a tener en algunos barrios de Madrid si seguimos gobernados por todos estos que tienen miedo a decir la verdad.

Hicisteis una campaña muy dura contra el islamismo radical en Cataluña.

En Cataluña hicimos una campaña de la verdad con esto. La verdad a veces es dura. Hay que decir a los españoles la verdad, porque cuando se les engaña, la dureza es lo que te encuentras en tu barrio, y ahí ya no tiene arreglo. Hay que estar también vigilantes de todos los centros de culto ilegales que hay en Madrid donde a los niños se les está enseñando este radicalismo que está ya extendido por todo el mundo y que tenemos que combatir todos con contundencia, porque el islamismo radical tiene mucha fuerza y ya sabemos qué es lo que trae, ya lo hemos visto en otros barrios de Europa y nosotros no lo queremos para los españoles, no queremos mujeres con burka.


Rocío Monasterio responde a nuestras 11 preguntas random

Rodrigo Isasi Arce

Periodista especializado en Defensa, conflictos armados, mundo arabo islámico y cooperación internacional. Viajero empedernido y fotógrafo aficionado.