Grecia establece "estrictas" medidas para abordar la "gran ola" de migrantes

Política y conflictos

Grecia establece "estrictas" medidas para abordar la "gran ola" de migrantes

El gobierno griego ha anunciado «estrictas» medidas de emergencia para hacer frente a lo que llama una «gran ola» de solicitantes de asilo que llegan de Turquía en medio de los crecientes temores de que la crisis migratoria de 2015 se repita en las costas del país.

Con decenas de pateras de hombres, mujeres y niños una vez más llegando a las islas del Egeo, la nueva administración de centro-derecha ha prometido reforzar las patrullas a lo largo de las fronteras marítimas que «están siendo atacadas con renovado vigor» por los traficantes de personas.

«Estamos viendo enormes olas de migrantes traídos por los traficantes que están usando nuevos métodos y barcos mejores y más rápidos», ha dicho el ministro de protección civil del país, Michalis Chrysochoidis, después de que se anunciaran las medidas el fin de semana. «Si la situación continuara, tendríamos una repetición de 2015. Vamos a tomar medidas para proteger nuestras fronteras y vamos a ser mucho más estrictos y mucho más rápidos en su aplicación». 

Además, Chrysochoidis ha agregado que el gobierno griego también apelaría a la OTAN y la UE para ayudar a intensificar las patrullas en el área.

El fuerte aumento en la llegada de migrantes y refugiados parece haber tomado por sorpresa a los funcionarios. La semana pasada, cerca de 650 personas, incluidos 240 niños en su mayoría de origen afgano, llegaron en cuestión de horas en Lesbos, la isla del norte del Egeo en primera línea de la crisis de refugiados hace cuatro años. La represión llevada a cabo contra los migrantes en Turquía, hogar de más de 3.6 millones de sirios desplazados, y la reanudación de los combates en Siria parecen haber impulsado el salto.

Según la ONU, casi la mitad de los 56.000 refugiados y migrantes que llegaron a Europa este año han pasado por las islas griegas.

Las ONG describen los campamentos instalados en las islas griegas como «miserables». Casi 11.000 personas están actualmente hacinadas en Moria, el principal asentamiento de refugiados en Lesbos, originalmente diseñado para albergar a 3.000 personas como máximo.