Joe Biden cumple su palabra: EEUU vuelve al Acuerdo de París

Por: The Objective

Energía y medioambiente
Joe Biden cumple su palabra: EEUU vuelve al Acuerdo de París
Foto: BRENDAN SMIALOWSKI| AFP

Estados Unidos vuelve al Acuerdo climático de París 107 días después de su partida y casi un mes después de que Joe Biden dijera a la ONU que Estados Unidos tenía la intención de volver a unirse. 

Por qué es importante: aunque Estados Unidos alberga poco más del 4% de la población mundial, es responsable de casi un tercio de todo el exceso de dióxido de carbono en la atmósfera. Por otro lado, desempeñó un papel decisivo en el diseño y la negociación del acuerdo, incluso presentó el compromiso de reducir las emisiones entre un 26% y un 28% en relación con los niveles de 1990 para el año 2025.

La administración Trump había anunciado su salida del Acuerdo de París en 2019, pero no entró en vigor hasta el 4 de noviembre de 2020, el día después de las elecciones, debido a las disposiciones del acuerdo.

El Acuerdo de París firmado en 2015 en la capital francesa es el mayor compromiso internacional acordado hasta la fecha para luchar contra los efectos del cambio climático. El objetivo del plan es el de mantener para finales de siglo el aumento de temperatura por debajo de los 2 ºC, incluso a los 1,5 ºC, en comparación con los niveles preindustriales.  Y es que el mundo ya se ha calentado alrededor de 1,2 ºC desde entonces. De esta forma, para alcanzar este objetivo de temperatura a largo plazo, los países se proponen alcanzar el máximo de las emisiones de gases de efecto invernadero lo antes posible para lograr un planeta con clima neutro para mediados de siglo.

Más de 120 países, incluido el mayor emisor del mundo, China, han prometido tener emisiones netas de carbono cero a mediados de siglo.

Por otro lado, el profesor de medio ambiente de la Universidad de Maryland, Nathan Hultman, que trabajó en el objetivo de París de la administración Obama, dijo que espera para 2030 espera reducir las emisiones de dióxido de carbono entre un 40% y un 50% de los niveles de referencia de 2005.

Para 2030, las soluciones de cero emisiones de carbono podrían ser competitivas en sectores que representan más del 70 % de las emisiones mundiales.