Juan Espadas, alcalde de Sevilla, nuevo secretario general del PSOE-A

Por: EFE

Política y conflictos
Juan Espadas, alcalde de Sevilla, nuevo secretario general del PSOE-A
Foto: | EFE

El candidato socialista a la Presidencia de la Junta y alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha sido proclamado este viernes nuevo secretario general del PSOE de Andalucía, cargo en el que sustituye a Susana Díaz, quien ha estado al frente de la principal federación socialista española desde el 2013.

El equipo: Espadas, que le ganó las primarias a Díaz el pasado 13 de junio con el 55% de los apoyos, ha comparecido en rueda de prensa para presentar a su nuevo equipo, compuesto por diez mujeres y diez hombres con una media de edad de 40 años. Este equipo, que coordinará Felipe Sicilia, supone un «ejercicio de innovación política» que tiene como objetivo «escuchar, escuchar y escuchar» a toda la sociedad para elaborar unas propuestas que se convertirán en una ponencia en el congreso regional de los días 6 y 7 de noviembre y después en un programa electoral, ha explicado Espadas, que seguirá al frente de la alcaldía «un tiempo más».

«Me comprometo a que hablemos cada vez menos de nosotros y cada vez más de la sociedad», ha proclamado el nuevo líder de los socialistas andaluces, quien asegura que la iniciativa que emprenden la próxima semana de «escucha activa» con todos los sectores sociales de Andalucía será el mayor proceso de participación pública auspiciado por un partido político.

Ese nuevo equipo no supondrá un nuevo órgano interno del PSOE pero se apoyará en la militancia para imprimir «un nuevo estilo» y una «nueva forma de entender el trabajo» para, entre otras iniciativas, «escuchar aquellas cosas que dejamos pendientes cuando fuimos Gobierno», ha afirmado.

En el nuevo equipo hay siete alcaldes, cinco concejales, un senador, una senadora, un diputado nacional y distintos «perfiles profesionales», ha informado el líder socialista andaluz, que ha mostrado su «orgullo» y «honor» por la nueva responsabilidad y ha insistido en la «mano tendida» a las ocho ejecutivas provinciales.

El objetivo que se marca Espadas es «cruzar horizontal y verticalmente el territorio. Ya lo he hecho algunas veces y me apasiona», ha dicho, y para ello ha pedido a su equipo que identifique las asociaciones con las que podrán trabajar en cada provincia y abrir el PSOE a las instituciones y personas que quieran trabajar de forma «seria y rigurosa» con ellos.

Además de ese grupo, ha anunciado que en el «nuevo» PSOE andaluz se creará otro para organizar el congreso regional y ha precisado que hasta entonces la actividad de la actual ejecutiva queda «en suspenso».

Respecto a su cargo como alcalde, ha mantenido que la transición en el Ayuntamiento de Sevilla se hará «de forma ordenada en los próximos meses» y ha afirmado que desde la alcaldía puede ser útil para defender los intereses de los municipios andaluces, entre ellos una nueva financiación local.

Desde que ganó las primarias, Espadas ha emprendido cambios en el grupo parlamentario, al frente del cual ha situado a la diputada por Jaén Ángeles Férriz en sustitución de José Fiscal, mientras que Susana Díaz ha sido designada hace dos días senadora.

Espadas ha reiterado que quiere ejercer una oposición «útil y constructiva» en el Parlamento andaluz, aunque ha lamentado que el PP «no se fía» de ese posicionamiento y no les han dado «absolutamente nada» a los socialistas, ha dicho en referencia al grupo de trabajo sobre jóvenes que propusieron y han rechazado. «Yo sí que no me fío del PP», ha añadido el líder de los socialistas andaluces, que ha pedido a los populares que «dejen de especular» y le «tiendan la mano también».

El PP está «nervioso» por si es verdad la mano tendida que el PSOE le ha ofrecido al Gobierno andaluz del PP y Cs apoyado por Vox, ha asegurado Espadas, quien ha recordado que en el pleno de esta semana se hubieran quedado «con un palmo de narices» si los socialistas no les hubieran apoyado en algunos puntos.

Entre ellos ha citado un decreto para ayudas de 15 millones de euros al sector aeronáutico, que Vox no apoyó por una cláusula que apoyaba la contratación de mujeres. «A ver si en Andalucía empezamos a decir las cosas por su nombre», ha indicado.