El Ku Klux Klan reparte chocolatinas para reclutar miembros

Mundo ethos

El Ku Klux Klan reparte chocolatinas para reclutar miembros
Foto: John Bazemore

El grupo supremacista blanco Ku Klux Klan lleva meses utilizando chocolatinas para captar nuevos miembros, ha desvelado ahora la CNN. En un intento de edulcorar su mensaje -literalmente-, la organización ha estado dejando paquetes que incluían panfletos de propaganda racista y barras de chocolate de la marca Snickers, en un intento aparente de llegar a los niños.

Denise Szarek, miembro de la Junta de Educación de la localidad de Westmoreland, ha dicho a la CNN que estos actos parecen tener a los niños como objetivo directo y los panfletos repartidos no solo contienen propaganda, sino «información para reclutar» nuevos miembros. «Vienen entre las cuatro y las seis de la mañana para que las chocolatinas estén en la salida de las casas cuando los niños se suben al autobús del colegio», ha alertado.

El gobernador de Nueva York, el demócrata Andrew Cuomo, ha ordenado a la policía estatal que investigue lo ocurrido y a la Fuera de Crímenes de Odio que lance una «campaña de concienciación pública» para contrarrestar el mensaje racista del Ku Klux Klan. «Mientras que el presidente Trump y los republicanos siembran una división y un odio que se propagan como un cáncer por todo el país, en Nueva York decimos ‘ni aquí, ni ahora, ni nunca'», ha dicho Cuomo. «Nueva York tiene tolerancia cero con la intolerancia», ha escrito en Twitter.

Los flyers repartidos y el hecho de que fueran acompañados de dulces han causado malestar en los condados que han recibido esta propaganda. «El KKK es una organización terrorista y solo dejar en el suelo estos materiales es aterrador, especialmente cuando encuentras algo así en la salida de tu casa por la mañana», ha dicho a la CNN Ron Klopfanstein, presidente de la sociedad histórica local de Westmoreland. «Esto requiere una respuesta y la única forma de luchar contra ese miedo es levantarse y unirse. Creo que la peor parte es que muchos niños lo han encontrado de camino al autobús por la mañana», ha añadido. «Somos un buen pueblo, somos buena gente y, cuando pasa algo así, a veces tienes que decir algo para recordarle a la gente que no vamos a permitir esto aquí».