La Abogacía del Estado considera que la violencia no fue un “elemento estructural” del procés

Mundo ethos

La Abogacía del Estado considera que la violencia no fue un “elemento estructural” del procés

La Abogacía del Estado ha afirmado en el juicio del procés que la violencia no fue “uno de los elementos estructurales del plan” de los acusados para alcanzar la independencia de Cataluña, un argumento con el que ha fundamentado su acusación de sedición.

Considera que no puede considerarse probado que los acusados organizasen y contemplasen la violencia “como un instrumento nuclear” para lograr la independencia, ni tampoco que fuese “idónea, suficiente o proporcionada” para conseguirlos.

La jefa de lo penal de la Abogacía, Rosa Seoane, ha defendido ante el Tribunal Supremo la prevalencia del delito de sedición frente al de rebelión, del que la Fiscalía acusa a algunos líderes independentistas.

Seoane ha expuesto que nueve acusados participaron “de forma absolutamente predeterminada y organizada” en un “alzamiento público y tumultuario que tuvo lugar el 1-O” con “la finalidad clara de impedir y neutralizar” el mandato judicial que ordenaba impedir el referéndum del 1 de octubre.

Además, ha recordado que la sedición no contempla la violencia pero sí el uso de la fuerza y ha destacado las “concentraciones masivas de personas dotadas de cierta organización”, preparadas para “impedir la aplicación de la ley”.

Por ello, considera que «se dan todos los elementos del delito de sedición en la forma de proceder el 1-O», donde se ejerció una resistencia o activa o pasiva a las fuerzas de
seguridad del Estado a través de «una oposición de los concentrados», que, en actitud «clara de desobediencia», intentaban impedir el cumplimiento de un mandato judicial, dándose a veces situaciones de gravedad «de mayor o menor alcance».

La Abogacía del Estado considera que nueve acusados, con el exvicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras a la cabeza, son coautores del delito de sedición, pues todos buscaban la misma finalidad.

Respecto al delito de malversación, Seoane ha considerado demostrado el perjuicio causado por el procés a las arcas públicas, más allá de los gastos “mínimos” acreditados durante el juicio. «Se ha producido una adscripción generalizada de todos los recursos humanos y materiales de la Generalitat a ese fin ilícito e ilegítimo produciendo un perjuicio patrimonial», ha precisado.

Estas declaraciones llegan en la fase de los informes de las acusaciones del juicio del procés, en el que este mismo martes el fiscal Javier Zaragoza ha acusado a los 12 líderes independentistas de “haber intentado liquidar la Constitución” y de protagonizar “un golpe de Estado” entre marzo de 2015 y octubre de 2017, haciendo especial hincapié en la violencia empleada a lo largo de este último mes.