La Audiencia Nacional investiga como terrorismo un atropello en una terraza de Murcia

Por: EFE

Sociedad
La Audiencia Nacional investiga como terrorismo un atropello en una terraza de Murcia
Foto: Marcial Guillen| EFE

El juez de la Audiencia Nacional Alejandro Abascal ha abierto diligencias para investigar como terrorismo el atropello que protagonizó un conductor marroquí en la terraza de un bar de Roldán (Torre Pacheco, Murcia) el viernes día 17, en el que una persona murió arrollada por el vehículo.

Lo más importante: el principal motivo de que se haya derivado este asunto a la Audiencia Nacional, y que se investiga bajo secreto de sumario, es el de una nota encontrada en el coche en la que aseguraba que se trataba de un atentado, según ha adelantado El Mundo y han confirmado a Efe fuentes jurídicas.

No obstante, aún no queda clara si la intención del conductor, que murió tras el atropello al impactar su vehículo contra un muro, era la de perpetrar un atentado yihadista o si tenía perturbadas sus facultades mentales.

Con estas dos vías trabajan los investigadores de la Guardia Civil que decidieron trasladar sus pesquisas a la Audiencia Nacional por las referencias a acciones terroristas que figuraban en la nota manuscrita. No descartan, no obstante, que el individuo sufra algún desequilibrio mental, pues el escrito contienen muchas «incongruencias».

Otras fuentes consultadas por Efe han señalado que «en la carta hablaba de todo y no solo de eso».

Según publica El Mundo, además de la carta, un testigo asegura que el agresor hizo un gesto típico de los yihadistas antes de arrollar a los ocupantes de la terraza.

El conductor fallecido, un marroquí de 30 años, presentaba heridas de arma blanca. En un principio, la Guardia Civil consideró que se las pudo haber producido alguien antes del accidente, si bien El Mundo apunta a que se las pudo hacer a sí mismo.

El accidente ocurrió sobre las 14:30 horas del viernes en el bar Honey’s, frecuentado principalmente por británicos, ubicado junto a la avenida de Murcia, la carretera principal, por donde el coche circulaba con exceso de velocidad y perdió el control.