La Comunidad de Madrid investiga los cursos del Obispado de Alcalá para "curar" la homosexualidad

Esta investigación se llevará a cabo tras las denuncias del diputado de Podemos Eduardo Fernández Rubiño y de la asociación Arcópoli

Por: The Objective

Lifestyle
La Comunidad de Madrid investiga los cursos del Obispado de Alcalá para "curar" la homosexualidad
Foto: Josh Applegate

La Comunidad de Madrid va a investigar los supuestos cursos para «curar» la homosexualidad impartidos por el Obispado de Alcalá de Henares, ha informado el vicepresidente regional, Pedro Rollán. Esta investigación se llevará a cabo tras las denuncias del diputado de Podemos Eduardo Fernández Rubiño y de la asociación Arcópoli.

“Si como resultado se determina que se ha incurrido en algún tipo de incumplimiento de la Ley contra la LGTBIfobia, se aplicará la sanción” correspondiente, ha dicho Pedro Rollán sobre la investigación.

El artículo 70.4c de la citada ley establece como infracción muy grave “la promoción y realización de terapias de aversión o conversión con la finalidad de modificar la orientación sexual o identidad de género de una persona”. “Para la comisión de esta infracción será irrelevante el consentimiento prestado por la persona sometida a tales terapias”, añade el artículo.

Una infracción de este tipo supone una sanción económica que puede ir desde los 20.001 euros a los 45.000 euros, han informado fuentes de la Consejería de Políticas Sociales y Familia a Efe.

Rollán ha señalado que la Comunidad de Madrid no puede adelantar nada hasta que se investigue el asunto por parte de técnicos de la Consejería de Políticas Sociales y Familia, que “verificarán y determinarán si se ha cometido cualquier actividad que estuviese al margen de la ley”.

El Obispado, por su parte, ha negado este martes que imparta estos cursos, pero ha subrayado que “no renuncia a acoger y acompañar a las personas que libremente lo solicitan”, ha explicado en un comunicado.

El Obispado asegura que esta información, adelantada por eldiario.es, es una “noticia falsa” y “un montaje teatral construido ad hoc en el que un periodista, haciéndose pasar por un joven que quiere cambiar su orientación, pide ayuda y orientación en primera instancia, para provocar después una conversación manipulada referida a la ideología de género y su amparo legislativo”.

Añade que no renuncia a acompañar a quienes solicitan ayuda para cambiar de orientación y les ofrecen un acompañamiento “integral, pastoral y espiritual” que “siempre se hace desde la fe y la razón, con amor y verdad a la luz de la palabra de Dios y del magisterio de la Iglesia Católica”.