La controvertida ley de seguridad de China sobre Hong Kong que prohíbe la subversión y el separatismo

Mundo ethos

La controvertida ley de seguridad de China sobre Hong Kong que prohíbe la subversión y el separatismo

La propuesta de China para imponer nuevas leyes de seguridad nacional en Hong Kong obligaría al territorio a promulgar rápidamente una legislación que prohibiría la subversión, el separatismo y otros actos contra el gobierno central, surgió un día después del anuncio sorpresa de Beijing.

Los esfuerzos del partido comunista para imponer una ley de seguridad nacional se han interpretado ampliamente como un movimiento para tomar el control total del territorio, sacudido por las protestas en favor de la democracia durante el año pasado. Los críticos dicen que borrará efectivamente el marco de trabajo de «un país, dos sistemas» que tiene por objeto otorgar a Hong Kong un alto grado de autonomía, según informa The Guardian.

Según un borrador de la legislación, el parlamento de China se autorizaría a sí mismo para establecer el marco legal y el mecanismo de implementación para prevenir y sancionar lo que las autoridades consideran subversión, terrorismo, separatismo e interferencia extranjera, «o cualquier acto que ponga en grave peligro la seguridad nacional».

La noticia del plan de China ha provocado una amplia condena internacional y ha aumentado la posibilidad de nuevos disturbios.

Los sucesivos gobiernos de Hong Kong han intentado aprobar una ley de seguridad nacional: la más reciente fue archivada después de que medio millón de personas salieron a las calles en protesta en 2003.

«Más de 20 años después del regreso de Hong Kong, las leyes pertinentes aún no se han materializado debido al sabotaje y la obstrucción de quienes intentan sembrar problemas en Hong Kong y China en general», ha señalado Wang Chen, vicepresidente del comité permanente del congreso popular nacional, en la apertura del parlamento anual de China en Beijing.

«Se deben hacer esfuerzos a nivel estatal para establecer y mejorar el sistema legal y los mecanismos de aplicación para que [Hong Kong] salvaguarde la seguridad nacional, para cambiar el estado ‘indefenso’ a largo plazo en el campo de la seguridad nacional».

Las últimas protestas contra el gobierno respaldado por Beijing comenzaron por otra ley controvertida que habría permitido la extradición a China continental. A medida que esas protestas se acercan a su primer aniversario, las autoridades chinas parecen estar más decididas a sofocar el movimiento con medidas sin precedentes que, según los expertos, dañarán irreparablemente la autonomía del territorio, como se protege bajo el marco de «un país, dos sistemas».