La Fiscal General de Venezuela dice que tiene "muchas pruebas" de corrupción contra Maduro

Política y conflictos

La Fiscal General de Venezuela dice que tiene "muchas pruebas" de corrupción contra Maduro
Foto: EVARISTO SA

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega Díaz, quien huyó de su país denunciando una persecución política, desde Brasil ha asegurado que tiene «muchas pruebas» sobre supuestos vínculos del presidente de su país, Nicolás Maduro, y de altos funcionarios de su gobierno con el caso Odebrecht, que reveló una vasta red de sobornos en América Latina.

Ha expresado que en su viaje entregará algunas de las pruebas a países como España, Colombia y Estados Unidos. También ha dicho haber sido perseguida «en el afán de esconder tantos hechos de corrupción” de los cuales tiene “muchas pruebas”, y concretamente en el caso de Odebrecht, que comprometen a muchos altos funcionarios venezolanos, empezando por el presidente de la República, y los miembros de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello, Jorge Rodríguez.

La funcionaria chavista que se ha desvinculado del gobierno de Maduro, ha dicho que en la investigación del caso Oderbrecht identificaron que a uno de los líderes más importantes del partido de gobierno, Diosdado Cabello, “una empresa española denominada TSE Arietis cuyos propietarios son sus primos: Luis Alfredo Campos Cabello y Jesús Campo Cabello, le depositó 100 millones de dólares”.

Ortega Díaz será recibida este miércoles por el canciller brasileño, Aloysio Nunes, tras recibir un fuerte respaldo de los procuradores de Sudamérica durante una cumbre en Brasilia.

Por su parte, este martes, el presidente Maduro dijo que solicitará a la Interpol una orden de captura contra Luisa Ortega.

Durante sus declaraciones, tras la huida, ha añadido que salió por sus “propios medios con ayuda de docenas de hombres y mujeres venezolanos”.

“En todos los rincones encontré solidaridad, afecto y mucho fervor libertario. Contentas estaban todas las personas que me ayudaron a salir de Venezuela”, ha expresado.

Calificó a la corrupción en el país sudamericano de “desmedida” y asegura que por esa razón el Gobierno ha “desmantelado el Estado de derecho”.

Sobre la Constituyente ha indicado que fue “hecha a espaldas del pueblo” ya que no pasó por un referéndum consultivo como lo expresa la Carta Magna de 1999 y que ha traído como consecuencias “la arremetida contra el Ministerio Público (Fiscalía) y de las otras instituciones independientes”.

“El Ministerio Público fue tomado por más de 300 militares de la Guardia Nacional y la Policía Nacional. Han empezado una persecución hacia los trabajadores de la Fiscalía”, ha denunciado.

Asimismo ha asegurado que la molestia en su contra comenzó cuando denunció la violación constitucional por parte de unas sentencias emitidas por el Tribunal Supremo de Justicia en las que se arrebataron más funciones a la Asamblea Nacional de mayoría opositora.

“Posteriormente, denuncié las violaciones a los Derechos Humanos, porque en Venezuela se allana sin orden judicial, se encarcela sin formula procesal y se persigue a la disidencia política”.

Considera que “(el gobierno) está buscando protegerse de ser juzgados por los casos de corrupción en los que están sometidos”.

Ha afirmado que no solo se trata del de Odebrecht.
“También tenemos información de las bolsas de comida que se entregan en Venezuela conocidas como CLAP”.

Ha indicado que la empresa a través de la cual se ha realizado allí una trama de corrupción es mexicana y se llama Group Grand Limited. Ha señalado que presuntamente pertenece a Maduro y está registrada en el país centroamericano a nombre de Rodolfo Reyes, Álvaro Pulido Vargas y Alex Saab.

“Esas pruebas también las tenemos nosotros. Vamos a entregarlas a las autoridades de países como Colombia, Estados Unidos y España, entre otros”.

Horas después de estas declaraciones, el fiscal designado por la Constituyente considerada como ilegal ,Tarek William Saab, rechazó las afirmaciones de Ortega Díaz.

«Carece de toda validez lo que pueda decir una exfiscal general que en casi diez años no impulsó ninguna acción contra ninguno de los personeros de los cuales ella ahora habla. ¿Ahora sí vas a hablar? ¿Luego de que te fuiste en un yate, en aviones privados? (…). No tiene validez legal», ha declarado en una rueda de prensa en Caracas.