La Justicia envía a prisión a uno de los detenidos en los disturbios por el encarcelamiento de Hasél

Sociedad

La Justicia envía a prisión a uno de los detenidos en los disturbios por el encarcelamiento de Hasél
Foto: ALBERT GEA| Reuters

El juzgado de instrucción de guardia de Barcelona ha enviado a prisión preventiva a uno de los detenidos en los disturbios del fin semana durante las protestas de apoyo al rapero Pablo Hasél, y ha dejado en libertad provisional a otros 26, con la obligación de comparecer periódicamente.

Las cifras: desde que empezaran los disturbios el pasado martes, los Mossos d’Esquadra y las policías locales han detenido a 109 personas mientras se han contabilizado más de un centenar de heridos, entre ellos 91 agentes de la policía catalana y una manifestante que perdió un ojo. Según han informado fuentes policiales, concretamente se han practicado 18 detenciones el martes, 33 el miércoles, 8 el jueves, 4 el viernes, 38 el sábado y 8 el domingo.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), a lo largo del día han pasado a disposición de la juez de guardia de Barcelona un total de 27 detenidos mayores de edad por su presunta relación con los disturbios ocurridos la noche del sábado y ayer. Asimismo, una decena de detenidos menores de edad han quedado en libertad tras pasar a disposición de la Fiscalía de Menores.

Los detenidos están acusados de los delitos de desórdenes públicos, daños, atentado y resistencia a la autoridad y a algunos se le imputa además hurto y robo con fuerza, ante los indicios de que supuestamente participaron en los saqueos de establecimientos comerciales.

De los 27 adultos que han desfilado ante el juzgado de guardia, ha ingresado en prisión provisional el único detenido para el que la Fiscalía había pedido esa medida cautelar: la juez ha considerado que ha repetido al menos en tres ocasiones una «conducta peligrosa» y ha acordado encarcelarlo para evitar el «riesgo de reiteración delictiva» ante las nuevas convocatorias de protestas, según el auto, al que ha tenido acceso Efe.