La nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala será la primera mujer en dirigir la OMC

Mundo ethos

La nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala será la primera mujer en dirigir la OMC
Foto: | Reuters

La nigeriana Ngozi Okonjo-Iweala ha sido elegida este lunes como directora general de la Organización Mundial del Comercio (OMC), por lo que se convierte en la primera mujer al frente de este organismo, ha confirmado el mismo en un comunicado.

Lo más importante: además de la primera mujer, Okonjo-Iweala, nacida en 1954, es la primera persona africana en dirigir la organización, liderada en los pasados siete años por el brasileño Roberto Azevedo.

La decisión ha sido tomada por consenso de los 164 miembros de la OMC en el Consejo General celebrado este lunes, y la africana asumirá oficialmente su cargo el próximo 1 de marzo para un mandato de cuatro años.

Ngozi Okonjo-Iweala considera que es «esencial» que la institución sea «fuerte» para superar la pandemia e impulsar la recuperación de la economía mundial. «Nuestra organización enfrenta numerosos desafíos pero trabajando juntos, colectivamente, podemos hacer la OMC más fuerte, más ágil y mejor adaptada para las realidades actuales», ha dicho la economista en un comunicado.

Ngozi Okonjo-Iweala era la única candidata que quedaba en la carrera, gracias a un amplio consenso y al apoyo de la Unión Africana y la Unión Europea, así como de Estados Unidos tras el cambio de autoridades. A finales de octubre, el Gobierno del expresidente estadounidense Donald Trump, que en cuatro años había hecho todo lo posible por debilitar a la organización, bloqueó el consenso que se esbozaba en torno a la nigeriana de 66 años.

Dos veces ministra de Finanzas y titular de la cartera de Relaciones Exteriores de Nigeria durante dos meses, Okonjo-Iweala comenzó su carrera en el Banco Mundial en 1982, donde trabajó durante 25 años. En 2012 no logró convertirse en presidenta de esta institución financiera y el cargo recayó en el estadounidense-coreano Jim Yong Kim.

Ahora estará al frente de una institución que, desde su creación en 1995, ha sido dirigida por seis hombres: tres europeos, un neozelandés, un tailandés y un brasileño.

Su trayectoria académica y profesional impresiona, pero la nueva titular de la OMC también tiene detractores que la critican por no haber hecho más por erradicar la corrupción cuando estaba a la cabeza de las finanzas del país más poblado de Africa.