La zona donde se originó el coronavirus sufre una "grave escasez" de suministros médicos

Sociedad

La zona donde se originó el coronavirus sufre una "grave escasez" de suministros médicos
Foto: Dake Kang

La provincia china de Hubei, donde se originó el brote de neumonía causado por el nuevo coronavirus , que ya ha provocado la muerte de al menos 170 personas, padece una “grave escasez” de suministros médicos para tratar la enfermedad, según ha informado su gobernador, Wang Xiaodong.

En especial, en la rueda de prensa el gobernador ha señalado la gravedad del brote en la ciudad de Huanggang, una ciudad de unos 7,5 millones de habitantes que se encuentra cerrada desde la semana pasada. En ella se han confirmado por el momento 496 casos y 12 fallecimientos.

Este martes se abrió en Huanggang un hospital dedicado al tratamiento de esta enfermedad, y Wang ha prometido que el Gobierno regional no permitirá que esa ciudad se convierta en una «segunda Wuhan».

Los trabajadores del hospital afirman que las mascarillas y la ropa de protección, sin las que no pueden recibir a los pacientes, están casi agotadas y no hay lugar donde comprarlas, según declaraciones recogidas por la televisión pública. “Algunos de nuestros médicos están vistiendo chubasqueros y se ponen bolsas de basura desechables para cubrirse los pies y protegerse», explica un trabajador.

Por su parte, el primer ministro chino, Li Keqiang, ha afirmado que el refuerzo de los suministros médicos es una de las prioridades para la lucha contra esta neumonía vírica, según ha informado la agencia estatal Xinhua.

El miércoles, el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información indicó que la falta de mascarillas se debe en parte a que el aumento de la demanda se ha producido en un momento en el que China -que fabrica el 50% del total mundial- está produciendo ocho millones de unidades al día, mientras que fuera del período vacacional la media es de unos 20 millones diarios.

Entre los planes de esa institución para garantizar el suministro están reanudar la producción a niveles habituales, pedir a los exportadores de mascarillas que las vendan en China en lugar de en el extranjero y también aumentar la importación.