Lambán descarta el confinamiento de Zaragoza «porque es el motor cultural y económico de Aragón»

Sociedad

Lambán descarta el confinamiento de Zaragoza «porque es el motor cultural y económico de Aragón»
Foto: TONI GALAN| EFE

El presidente de Aragón, Javier Lambán, ha expresado en la Cadena Ser que no se plantea cerrar Zaragoza, pues no hay «instrumentos jurídicos» para hacerlo. El mandatario ha recalcado que si tuviese el poder de confinar la ciudad tampoco lo impondría pues es el «motor cultural y económico de Aragón».

Los datos: Aragón es una de las comunidades autónomas más afectadas por los rebrotes de coronavirus. Según estadísticas del Ministerio de Sanidad, en las peores semanas de esta segunda oleada en la región, cada positivo de COVID-19 contagiaba hasta a tres personas. En una medida por contener los nuevos casos se han impuesto restricciones en lo relativo al ocio nocturno y a la limitación de personas. 

El presidente de la comunidad autónoma ha declarado que anualmente llegan unos 15.000 temporeros a la región. Una situación «muy difícil de controlar». Siendo consciente que desde el inicio de la pandemia estos trabajadores podrían suponer un problema en cuanto a los brotes, Lambán ha asegurado que estas declaraciones han sido vertidas «sin ánimo de demonizar al sector».

El político, además, ha remarcado que la proliferación de coronavirus en Zaragoza significa una «tormenta perfecta», pues la ciudad cuenta con una gran cantidad de habitantes y existe una profusión de las reuniones familiares y del ocio juvenil y nocturno.

Las medidas que se están tomando se basan en hacer controles «muy rígidos» en la capital aragonesa para evitar que las personas que hayan dado positivo abandonen su domicilio durante la cuarentena. Sin contar Zaragoza, en el resto de la comunidad —salvo brotes muy determinados— los datos son «bastante tranquilizadores» y en 30 de las 33 comarcas existe «absoluta normalidad» y son zonas «perfectamente visitables».

Lambán se ha mostrado convencido de que no se producirá «estrés hospitalario» y ha asegurado que comienzan a presentarse datos más o menos tranquilizadores. Sin embargo, no hay que bajar la guardia. «Vemos una cierta luz al final del túnel, pero la inquietud y el tensionamiento son máximos porque hay un problema muy serio», ha enfatizado.

Finalmente, el presidente de Aragón se ha referido al inicio del curso escolar, que espera que comience «con máxima presencialidad y normalidad posible», porque la enseñanza telemática «no es en absoluto recomendable, sobre todo para los más pequeños».