Las investigadoras de la ONU a cargo del caso Navalni ven pruebas de que Rusia lo envenenó

Política y conflictos

Las investigadoras de la ONU a cargo del caso Navalni ven pruebas de que Rusia lo envenenó
Foto: Reuters| Reuters

Las expertas de la ONU que han investigado durante cuatro meses el envenenamiento al líder opositor ruso Alexei Navalni indicaron que las pruebas halladas apuntan a una «probable implicación» de oficiales del Gobierno ruso, presumiblemente de alto nivel, en ese suceso, ocurrido en agosto del año pasado.

Lo más importante: las investigadoras se basan en dos premisas. Uno, que la modalidad de veneno Novichok utilizado solo puede encontrarse en agentes estatales y, además, «solo se tiene noticia de que Rusia lo fabrique, desarrolle y use». Dos, que Navalni si encontrara bajo vigilancia estatal cunado fue envenenado, lo que descarta que «terceros administrasen ese químico prohibido sin conocimiento de las autoridades».

«Navalni fue atacado por ser quien es: un político, un activista contra la corrupción, y un crítico del Gobierno que en múltiples ocasiones ha denunciado las prácticas corruptas de altos cargos rusos», ha expresado Irene Khan, una de las investigadoras, en una rueda de prensa este martes para explicar los resultados de las investigaciones. La agresión se produjo «para generar miedo y enviar la advertencia de que esto le puede pasar a cualquiera que ataque al Gobierno», ha denunciado.

El Gobierno ruso «no puede escapar a sus obligaciones en derechos humanos negando su responsabilidad en el caso», han afirmado, tras reiterar que Navalni debe ser liberado en una carta oficial enviada a las autoridades rusas el pasado diciembre, cuyos detalles se han conocido este lunes al cumplirse los dos meses de cláusula de confidencialidad.

Las expertas de la ONU han apuntado también que el uso del Novichok viola la convención internacional contra el uso de armas químicas y las leyes de derechos humanos contra las ejecuciones arbitrarias y la tortura o el trato inhumano a detenidos.