Los titulados en Ciencias tienen hasta 47% más posibilidades de empleo que los de Humanidades

Economía y capital

Los titulados en Ciencias tienen hasta 47% más posibilidades de empleo que los de Humanidades
Foto: Hamza Butt

La variable más relevante para el acceso al empleo de los nuevos profesionales es la titulación cursada, con diferencias de 47,4 puntos porcentuales entre las tasas de ocupación de los estudios con mejores y peores resultados, señala la monografía Itinerarios de inserción laboral y factores determinantes de la empleabilidad: formación universitaria versus entorno, que hoy han avanzado la Fundación BBVA y el Ivie. Las mayores tasas de empleo, por encima del 80%, corresponden a las ramas de Ciencias de la Salud e Ingenierías, dentro de las cuales algunas titulaciones como Medicina e Ingeniería Electrónica rozan el pleno empleo (97,7% y 98%, respectivamente). Las tasas de empleo más bajas se encuentran en Artes y Humanidades, una rama cuya media se sitúa en el 64,3%, con casos como el de Filología Francesa, con una tasa de empleo de solo el 50,6%. Por esa razón, las universidades que se han especializado en titulaciones que demanda más el mercado de trabajo obtienen mejores resultados en la inserción de sus egresado.

El estudio analiza la contribución de las universidades a la empleabilidad, distinguiendo los factores que pueden controlar las propias instituciones y los del entorno económico y laboral de las mismas. El trabajo, dirigido por el director de investigación del Ivie, Francisco Pérez, ha sido realizado por los investigadores del instituto Joaquín Aldás, José María Peiró y Lorenzo Serrano, todos catedráticos de la Universitat de València, en colaboración con el equipo técnico del Ivie formado por Belén Miravalles, Ángel Soler e Irene Zaera.

El texto también sostiene que la situación laboral de los universitarios en España es mejor que la del resto de la población activa. A pesar de que entre 2007 y 2017 se perdieron en España 1,76 millones de empleos, al final de ese periodo, trabajaban 792.000 titulados más que al inicio. Pese a su mejor situación relativa, los universitarios no están libres de dificultades, pues padecen una tasa de paro del 8,8%, que se eleva al 14,7% entre los menores de 35 años.

Además, un 22,4% de los titulados universitarios ocupan puestos para los que, teóricamente, no se requiere su cualificación, un 21,4% no tiene empleos estables y un 25% cobra por debajo del salario medio de un bachiller. Sin embargo, los problemas de acceso y ajuste en el empleo no los padecen todos los titulados con la misma intensidad.