Los trenes de Ouigo echan a rodar en España (y esto es lo que debes saber)

Sociedad

Los trenes de Ouigo echan a rodar en España (y esto es lo que debes saber)
Foto: Quique García| EFE

La operadora ferroviaria francesa SNCF inicia sus operaciones en España el lunes 10 de mayo, con su marca de bajo coste Ouigo, y se convierte en el primer competidor de Renfe en surcar las vías españolas una vez iniciado el proceso de liberalización del transporte de viajeros por ferrocarril.

Lo más destacado: Ouigo ha realizado un viaje inaugural entre Madrid y Barcelona este viernes y a partir del lunes estará plenamente operativo durante, al menos, los 10 años que marca el contrato. Empezará a operar primero la línea Madrid-Barcelona, con paradas en Zaragoza y Tarragona, con cinco servicios de ida y cinco de vuelta, para posteriormente extender su oferta a las líneas con Valencia y Alicante (para finales de 2021), y con Córdoba, Sevilla y Málaga (en 2022), hasta 30 frecuencias.

En el eje de Levante tendrá tres frecuencias de ida y otras tres de vuelta con Valencia y dos más con Alicante y hacia el sur, tres con Sevilla y dos con Málaga. Más adelante, no descartan abrir líneas con el norte de España una vez terminada la infraestructura (la Y vasca) ni con el noroeste en función de si se liberalizan estas líneas y de si hay demanda suficiente, ha asegurado el director comercial y de marketing de Ouigo, Federico Pareja.

Tras un retraso de unos meses por la crisis de la COVID-19, Ouigo sale al mercado con precios que serán en media un 50% más bajos que los de Renfe y que, en tarifa promocional, ha lanzado billetes a nueve euros para adultos y a cinco euros para niños. Una familia tipo de cuatro miembros, con dos hijos, podrá hacer el trayecto de ida y vuelta entre Madrid y Barcelona desde 56 euros.

El sistema tarifario de Ouigo funciona de acuerdo con la demanda, de manera que los primeros billetes son más baratos, desde esos nueve euros, y a medida que se vayan llenando los trenes los precios irán subiendo. La compañía francesa no aspira a «quitar» mercado a Renfe, sino a «popularizar» la alta velocidad y añadir mercado, dando respuesta a un público que antes no usaba estos servicios por los precios. De hecho, en Francia entre un 70 y un 80% de los viajeros de Ouigo son personas que antes no usaban la alta velocidad. «Este es el modelo que queremos trasladar a España», ha dicho Parejo.

La compañía operará con 14 trenes Alstom Euroduplex de doble piso, que circularán por primera vez sobre las vías de alta velocidad de España y que disponen de 509 plazas y un servicio de bar a bordo. Alstom será también la compañía encargada del mantenimiento. La empresa -que ha invertido 600 millones de euros para su desembarco en España- prevé crear más de 1.300 puestos de trabajo entre directos e indirectos y contará con 40 maquinistas, todos ellos españoles.

La tercera empresa en competir en la alta velocidad en España es Ilsa (consorcio promovido por la compañía valenciana Air Nostrum y por la italiana Trenitalia), que estrenará su servicio en 2022.

Ilsa, la segunda por número de frecuencias adjudicado en la licitación lanzada por ADIF en noviembre de 2019, tiene encargada la fabricación de 23 trenes, por 800 millones de euros, con los que tiene previsto operar en España. A ellas se sumará a finales de junio AVLO, la alta velocidad de bajo coste de Renfe.

La apertura del tráfico a la competencia conlleva un incremento del 65% en la capacidad ofertada, con un alza del 50% en el corredor Madrid-Barcelona; del 40%, en el Madrid-Levante, y del 60% en el Madrid-Sur. El transporte ferroviario de viajeros quedó liberalizado en Europa en diciembre de 2020 aunque algunos de los principales países ya habían abierto sus mercados años antes, como el británico.

Durante el viaje inaugural de Ouigo, el secretario de Estado de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Pedro Saura, ha defendido que el Gobierno ha sido «ambicioso y va a seguir siéndolo» con la liberalización del tren para obtener los retornos «adecuados» de la inversión de en torno a 65.000 millones de euros en los últimos 30 años. Ha destacado que en los últimos 10 años en el trayecto en AVE Madid-Barcelona se ha multiplicado por seis el número de usuarios y se han reducido emisiones de gases de efecto invernadero por cuatro millones de toneladas, con lo que la entrada de nuevos operadores como Ouigo aumentará todavía más esa cifra. También la presidenta de ADIF, Isabel Pardo de Vera, ha destacado que la liberalización es fundamental para aprovechar todo el potencial que ofrece la infraestructura, porque hasta ahora el tren «no se ha utilizado lo suficiente» en España.

La presidenta de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), Cani Fernández, ha advertido de que la institución seguirá trabajando para garantizar la eliminación de obstáculos que se puedan presentar, como el uso de estaciones, el mantenimiento de las locomotoras o el libre acceso al mercado de los maquinistas.