Madrid se blinda en las celebraciones de Fin de Año, la Cabalgata y la San Silvestre

Política y conflictos

Madrid se blinda en las celebraciones de Fin de Año, la Cabalgata y la San Silvestre
Foto: JUAN MEDINA

España está en el nivel 4 antiterrorista y por eso, la Delegación del Gobierno de la Comunidad de Madrid ha acordado reforzar las medidas de seguridad ante las celebraciones de Fin de Año, la Cabalgata de Reyes y la San Silvestre vallecana, que congregan cada año a miles de personas nacionales y extranjeras.

“Aunque el despliegue de efectivos de seguridad será muy similar al del año pasado, tendrá un refuerzo importante gracias a la presencia del helicóptero de la Policía Nacional y al uso de las cámaras de tráfico del Ayuntamiento con fines de seguridad”, ha explicado la delegada del gobierno Concepción Dancausa, tras la reunión mantenida este miércoles con el subdelegado del Gobierno, Luis Martínez-Sicluna, el Jefe de Seguridad Ciudadana de la Delegación, el Delegado del Área de Gobierno de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, el Comisario Jefe de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional, el Consejero Delegado de Metro de Madrid, Borja Carabante, así como representantes de la Policía Municipal, Samur-Protección Civil y Bomberos, Renfe-Cercanías y EMT Madrid.

Habrá, por tanto, un fuerte despliegue de seguridad en la Puerta del Sol, tanto en el acto de las pre uvas del días 30 como al día siguiente durante las campanadas de Fin de Año. En este sentido, el Ayuntamiento ha limitado el aforo en la Puerta del Sol a 20.000 personas, 2 personas por metro cuadrado, informa la Delegación del Gobierno.

«La Policía establecerá los flujos de personas en la zona, comenzando con el desalojo de la plaza alrededor de las 21:00 horas. Una vez terminado y cuando la Puerta del Sol esté completamente vacía, la gente podrá entrar de nuevo hasta completar el aforo previsto», añaden las autoridades.

Como en años anteriores, los accesos a Sol desde Metro y Cercanías se cerrarán también en torno a las 21:00 horas y habrá megafonía, controlada por la Policía Nacional para en caso de que sea necesario, emitir mensajes precisos.

El plan acordado incluye controles en los puntos de acceso a la Plaza en las calles Mayor, Arenal, Alcalá y Carrera de San Jerónimo. El resto de vías, Preciados, Carmen, Montera y Carretas, funcionarán como vías de evacuación. En estos controles, «la Policía intervendrá aquellos objetos que puedan generar riesgos para la seguridad ciudadana, como petardos, bengalas, envases de vidrio, objetos contundentes» como palos, banderas, etc.

En este dispositivo participarán Policía Nacional, Brigada Móvil, Caballería, Unidades de Intervención Policial (UIP), Guías Caninos, Subsuelo, además de Policía Municipal, Samur-Protección Civil y Bomberos del Ayuntamiento de Madrid. El control de la zona se verá reforzado por un helicóptero de la Policía Nacional «que mandará imágenes en tiempo real al Centro de Control, CECOR, situado en la Jefatura Superior de Policía», informa Delegación del Gobierno.

Las medidas de seguridad acordadas incluyen también un refuerzo para las 11 cabalgatas de los Reyes Magos previstas en varios distritos, y en particular, para la cabalgata central, que es la que más persona aglutina cada año en la tarde del 5 de enero y que va por el Paseo de la Castellana, entre Nuevos Ministerios y la Plaza de Cibeles, arterias centrales de la capital. Como novedad, este año se prohibirá la circulación de vehículos, excepto turismos, en el perímetro de las cabalgatas, entre las 17 y las 22 horas.

En la Cabalgata central que discurre por la Castellana, las cámaras de tráfico del Ayuntamiento situadas a lo largo del recorrido se utilizarán para reforzar la seguridad del acto. El helicóptero de la  Policía Nacional se sumará en esta ocasión a las medidas de seguridad siguiendo el recorrido de las carrozas de los Reyes Magos, mientras que el Centro de Coordinación estará situado en Cibeles.

«En el recibimiento a Sus Majestades de Oriente participarán las unidades de Brigada Móvil, de Caballería, Unidades de Intervención Policial (UIP), Guías Caninos y Subsuelo de Policia Nacional, además de efectivos de la Policía Municipal, Samur-Protección Civil, Bomberos del Ayuntamiento de Madrid y Agentes de Movilidad», informa la Delegación.

San Silvestre

El pasado 4 de diciembre la delegada del Gobierno firmó la autorización para el uso extraordinario de 35 cámaras de tráfico con fines de seguridad que solicitó el Ayuntamiento de Madrid. Parte de estos dispositivos servirán para garantizar el normal desarrollo de la tradicional carrera San Silvestre Vallecana que se celebra el 31 de diciembre, al estar situados en el recorrido de la internacional carrera.

Entre las medidas de seguridad implantadas este año, los corredores que lleven mochilas tendrán que dejarlas en la línea de salida y podrán recogerlas en un punto habilitado cuando lleguen a la meta, informa la Delegación del Gobierno. Además, habrá guías caninos para el control de las mochilas.

A todos estos dispositivos para acontecimiento concretos como Fin de Año, la Cabalgata y la San Silvestre, se añaden otros sistemas de seguridad establecidos en la ciudad como maceteros y bolardos que se han instalado en calles de gran afluencia de peatones, después del análisis llevado a cabo por Policía Nacional y Policía Municipal con objeto de prevenir cualquier intento de atentado con coche.

En general, habrá una presencia policial más activa en las calles, con un incremento del número de patrullas que se reforzará la vigilancia en los centros estratégicos de transportes, como el aeropuerto, las estaciones de tren y los intercambiadores, informan las autoridades.