Madrid ya tiene fecha deseada para la reapertura del ocio nocturno

Sociedad

Madrid ya tiene fecha deseada para la reapertura del ocio nocturno
Foto: Jackson David

La Comunidad de Madrid espera reabrir el ocio nocturno muy pronto: la semana del 21 de junio. Siempre que se mantenga la tendencia a la baja de casos de coronavirus y una vez que se establezcan unos protocolos y criterios de apertura en la reunión que van a mantener la Consejería de Sanidad y el sector de la noche madrileña el día 14.

En contexto: el viceconsejero madrileño de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero, ha explicado en rueda de prensa que la semana pasada ya hubo una reunión entre Sanidad y el sector del ocio nocturno en la que los empresarios entregaron a la Consejería sus propuestas de protocolo de actuación para poder reabrir sus locales con su actividad original.

Por su parte, los empresarios de Noche Madrid han explicado a Efe que su propuesta de «desescalada progresiva se haría en tres fases», y que pedirán desde el mismo 21 de junio, «abrir hasta las tres de la mañana, es decir, dos horas más allá de la hostelería (que ahora cierra a la una); pistas de baile al aire libre que en Andalucía ya llevan cuatro semanas; y recuperar el servicio en barra, aunque no el consumo sino la recogida de bebidas», ha dicho a EFE su portavoz Vicente Pizcueta.

En la primera fase el sector también está dispuesto a implantar medidores de CO2 para garantizar la calidad del aire, así como mantener la distancia de metro y medio en los aforos, según Pizcueta.

En la segunda fase en julio, se podría implantar medidas tecnológicas de control de acceso mediante códigos QR para el eventual rastreo de personas en caso de un positivo, que serían de carácter voluntario, añade el portavoz.

En la tercera fase en agosto, cuando el 70% de la población esté vacunada, «aspiramos a la normalidad total, al cien por cien de la actividad», según Pizcueta.

Tras el cierre de las discotecas y bares de copas por la pandemia, cerca del 60% ha podido reabrir en octubre como cafeterías, en su mayoría bares musicales y de copas, pero no las discotecas, que llevan ya «mucho sufrimiento acumulado», ha explicado.

De los más de 20.000 trabajadores del sector, «unos 9.000 han perdido su empleo», ha añadido el portavoz que cifra en cerca del 60% los trabajadores en ERTE, los cuales «han sido fundamentales para salvar las empresas».