Maduro indulta a varios políticos y activistas opositores pero deja fuera a Leopoldo López

Política y conflictos

Maduro indulta a varios políticos y activistas opositores pero deja fuera a Leopoldo López
Foto: Fernando Llano

El Gobierno de Venezuela ha indultado este lunes, mediante decreto presidencial, a diputados opositores presos o exiliados, así como a otros cuya inmunidad había sido allanada, y a periodistas y actores sociales detenidos o acusados de diversos delitos. El decreto no incluye a Leopoldo López, el emblemático preso político que se encuentra en condición de «huésped» en la Embajada española en Caracas, ni tampoco a Julio Borges  ni a Henrique Capriles, dirigente del partido Primero Justicia y dos veces candidato a elecciones presidenciales que está en condición de inhabilitado.

En contexto: en el marco del proceso electoral que convocó el chavismo para el 6 de diciembre para cambiar el parlamento y del denominado Decreto Presidencial para la Reconciliación, Reencuentro y Diálogo, el Gobierno de Nicolás Maduro ha anunciado una lista de indultos a políticos de oposición que estaban en el exilio, detenidos o investigados. Los políticos y activistas beneficiados por el decreto «tienen la oportunidad de participar en las elecciones», ha asegurado el Gobierno.

Los indultos se han concedido por decreto firmado por el presidente Nicolás Maduro y que entrará en vigor en la fecha de publicación en la Gaceta Oficial de Venezuela. Entre los 110 indultados, se encuentran los legisladores Freddy Guevara, Freddy Superlano, Miguel Pizarro, la mano derecha de Juan Guaidó, y Roberto Marrero, y el periodista Nicmer Evans, quien se encuentra preso en las instalaciones de la Dirección General de Contrainteligencia Militar (DGCIM).

«Se concede indulto presidencial a los ciudadanos que se mencionan a continuación», ha dicho el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, al leer durante una rueda de prensa transmitida por la televisión gubernamental una lista que incluye a Roberto Marrero, asistente de Guaidó, además de los parlamentarios opositores Gilber Caro y Renzo Prieto.

Maduro ha tomado la decisión tan solo tres días después de que le fuera otorgado arresto domiciliario al diputado opositor Juan Requesens, tras 752 días por su presunta participación en el fallido atentado contra el presidente Nicolás Maduro el 4 de agosto de 2018.

Las reacciones no se han hecho esperar:

«Indulto o insulto, ni Maduro es presidente, ni yo soy delincuente. Si usted quiere contribuir a la paz de Venezuela indulte al país de la usurpación del poder, renuncie a la ocupación fáctica de la tragedia que ha sometido a nuestro pueblo y quizás así tengamos algo que agradecerle», ha escrito en Twitter Américo De Grazia, diputado de la Asamblea Nacional por el Estado Bolívar.

«Ni Maduro es presidente ni en Venezuela hay estado de Derecho. Por tanto, su supuesto indulto no tiene ningún valor. Nuestra lucha es por la libertad para dejar de ser rehenes de una tiranía criminal», ha escrito en la red social la diputada por Aragua Mariela Magallanes.

«Es un buen momento para recomendarles una película que se llama East/West. Se trata de cómo Stalin emitió un decreto para que los exiliados volvieran a la Unión Soviética. Regresaron y fue una trampa. A unos los encarcelaron y a otros los mataron», ha escrito el periodista y político David Smolansky.