Manhattan reducirá al mínimo los procesos judiciales por consumo de marihuana

Lifestyle

Manhattan reducirá al mínimo los procesos judiciales por consumo de marihuana
Foto: Frank Franklin II

La fiscalía de Manhattan ha anunciado que no llevará a juicio prácticamente ningún caso más por consumo o posesión de marihuana a partir del 1 de agosto, aunque ha reconocido que quienes incurran en dichas prácticas seguirán arriesgándose al pago de multas. Se espera que, de este modo, el número de procesos judiciales contra consumidores o poseedores de marihuana se reduzca hasta en un 96%, ha informado el fiscal, Cyrus Vance, que ha estimado una caída de la actual cifra de 5.000 juicios por año a unos 200.

La decisión de la Fiscalía se apoya en seis meses de investigaciones que han concluido que los ciudadanos negros e hispanos son detenidos por estos delitos a un ritmo mucho mayor que los blancos. Esos arrestos pueden afectar al estatus migratorio de los detenidos, a su continuación en el sistema educativo, a su búsqueda de empleo o a su integración en la comunidad, y tienen un enorme coste para el sistema judicial, sin un propósito punitivo o de rehabilitación, según se puede leer en el informe de la investigación.

«La doble misión de la fiscalía de Manhattan es un Nueva York más seguro y un sistema judicial más igualitario”, ha explicado en un comunicado Vance, quien ha añadido que «el continuo arresto de neoyorquinos negros por fumar marihuana no sirve a ninguna de estas metas».

La decisión de aplicar esta medida, vigente en Brooklyn desde hace cuatro años, forma parte de un esfuerzo del alcalde, Bill de Blasio, y de la Policía de Nueva York por revisar «en los próximos 30 días» la manera en que las autoridades lidian con los pequeños delitos ligados a la marihuana. Mientras que la posesión de hasta 25 gramos de esta sustancia no está tipificada como delito, el consumo de marihuana en público sí se considera un delito menor.

Nueve estados de EEUU han legalizado hasta el momento la posesión de marihuana recreativa para los mayores de 21 años y ocho su venta al por menor. Por su parte, Nueva York, pese a no encontrarse entre los anteriores, es uno de los 29 estados que han legalizado la marihuana medicinal para ayudar a pacientes con cáncer, HIV, Parkinson, epilepsia y otras enfermedades, informa AFP.