Más de un millón de británicos firman contra el cierre del Parlamento

Mundo ethos

Más de un millón de británicos firman contra el cierre del Parlamento
Foto: Kirsty Wigglesworth

Apenas unas horas después de que la reina Isabel II aprobara la petición del Gobierno de Boris Johnson de suspender el Parlamento desde mediados de septiembre hasta el 14 de octubre, miles de ciudadanos se echaron a la calle para protestar en las inmediaciones de Westminster. Más de un millón de ciudadanos del Reino Unido ya han firmado una petición popular para instar al primer ministro a no suspender durante cinco semanas el Parlamento, una decisión que ha convulsionado a todos los partidos.

La solicitud online, lanzada por el activista pro-UE Mark Johnston, pronto ha alcanzado las 100.000 firmas necesarias para que deba ser sometida a debate en la Cámara de los Comunes. En ella se indica que el Parlamento «no debe ser prorrogado o disuelto a menos y hasta que el Artículo 50 haya sido suficientemente extendido o se cancele la intención del Reino Unido de abandonar la UE».

 

Downing Street ya ha confirmado que el 14 de octubre se presentará la nueva agenda legislativa del Gobierno, el llamado discurso de la reina.

La suspensión del Parlamento durante cinco semanas deja poco margen temporal a los diputados opuestos al brexit duro para poder explorar y encontrar maneras legales con las que evitar ese escenario.

Pese a ello, el Partido Laborista de Jeremy Corbyn –principal grupo en la oposición– y otras formaciones políticas ya han confirmado que buscarán la manera de bloquear una salida de la UE sin acuerdo apelando a la legislación pese al apretado calendario.

El responsable de comercio internacional laborista, Barry Gardiner, ha asegurado a la emisora británica BBC Radio 4 que aunque será «extremadamente difícil», comenzarán la próxima semana los procesos legales necesarios en los Comunes. «Los diputados intentarán tramitar la legislación apropiada en este calendario constreñido fijado por el gobierno».

Por su parte, el líder conservador en la Cámara de los Comunes tory Jacob Rees-Mogg ha defendido en la BBC que la medida es «completamente constitucional y adecuada» y ha señalado que «habrá muchísimo tiempo para debate antes del 13 de octubre».

También la activista anti brexit Gina Miller ha puesto en marcha un procedimiento legal a fin de evitar la suspensión del parlamento, según ha revelado en un tuit el abogado Tom Hickman. Según el jurista, Boris Johnson «ha secuestrado el poder prerrogativo de la reina» a fin de emplearlo para «fines sin escrúpulos».

Las sesiones parlamentarias se reanudarán el próximo martes y, según la nueva agenda, el 10 u 11 de septiembre el parlamento podría ser prorrogado hasta el 14 de octubre.