México investiga esterilizaciones forzadas en un centro migratorio de EEUU

Sociedad

México investiga esterilizaciones forzadas en un centro migratorio de EEUU
Foto: David Goldman| AP

México investiga un centro de detención migratorio de Estados Unidos por posibles casos de esterilización forzada sin el consentimiento de las detenidas, según ha informado la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

Por qué es importante: una enfermera denunció que en el Centro de Detención del Condado Irwin, en Georgia, algunas inmigrantes detenidas habían sido sometidas a la extirpación del útero sin haberlo solicitado o sin entender de qué se trataba.

En un comunicado, la SRE señaló que el Gobierno de México «ha dado puntual seguimiento a las denuncias de malas prácticas médicas particularmente sobre la realización de presuntas histerectomías llevadas a cabo sin consentimiento en el centro de detención migratorio del condado de Irwin».

La SRE recordó que el citado centro se encuentra bajo la responsabilidad de la oficina del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés), que ya ha asegurado que el ginecólogo Mahendra Amin, de Georgia, ya no atiende mas a las inmigrantes detenidas después que la enfermera denunciara las prácticas que se llevaban a cabo en el Centro de Detención del Condado Irwin.

La agencia migratoria estadounidense aseguró, sin embargo, que «disputa de manera vehemente la implicación de que las detenidas son usadas para procedimientos médicos experimentales».

El escándalo se destapó hace dos semanas después de que varias organizaciones de derechos humanos, entre ellas Project South y Government Accountability Project, presentaran una queja ante la Oficina del Inspector General del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para denunciar una serie de prácticas peligrosas que ocurren en la prisión de Irwin.

El viernes, más de 170 miembros de la Cámara de Representantes propusieron una resolución que condena los procedimientos médicos innecesarios y sin consentimiento, incluidas las histerectomías, en los centros de detención migratoria donde el Gobierno mantiene a más de 20.000 personas.