Argentina llora la muerte de Diego Armando Maradona

Sociedad

Argentina llora la muerte de Diego Armando Maradona
Foto: Natacha Pisarenko

Diego Armando Maradona, uno de los futbolistas más grandes de todos los tiempos, argentino universal, ha muerto a los 60 años, tal y como ha adelantado el diario Clarín, después de sufrir una parada cardiorespiratoria. El presidente argentino, Alberto Fernández, ha declarado tres días de duelo nacional.

En contexto: el Pelusa fue intervenido de urgencia a principios de noviembre –el día 2– por un coágulo en el cerebro y su estado era extremadamente delicado; el diez no ha logrado superarlo y ha fallecido en su casa de Tigre.

El entrenador de 60 años estuvo diez días ingresado en una clínica de Buenos Aires por anemia, deshidratación y con un «bajón anímico», pero al hacerle pruebas se le diagnosticó un hematoma subdural por el que fue operado. Más adelante, el técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata tuvo «algunos episodios de confusión» que los médicos «asociaron» a «un cuadro de abstinencia».

Fuera del campo fue uno; dentro del campo, otro. A Maradona, que se crio en Argentinos Juniors y pasó por Boca (1981-1982 y 1995-1997), Barcelona (1982-1984), Nápoles (1984-1992), Sevilla (1992-1993) y Newell’s Old Boys, se le recuerda en el fútbol por su talento inaudito –tal vez comparable con Messi y Pelé– y por sus éxitos. Ganó un Metropolitano (1981) con Boca, la Copa del Rey (1983), la Copa de la Liga (1983) y la Supercopa de España (1983) con el Barcelona y dos Ligas italianas (1987 y 1990), una Copa de Italia (1987) y una Copa de la UEFA (1989) con el Nápoles.

Con la Albiceleste ganó la Copa del Mundo sub’20 de Japón 1979 y luego, en México 86, hizo eterno su apellido al anotar el mejor gol de los Mundiales –y otro más con la mano de Dios –a Inglaterra en cuartos de final del campeonato que Argentina ganó. Fuera del césped, como decíamos, conoció las sombras. Pero nada de eso empañó el recuerdo futbolístico que dejó en Argentina, donde –para tantos– el Pelusa es tan grande como Jesucristo.

El periodista Mariano Verrina, en el obituario para Clarín, recuerda unas palabras del exfutbolista de Nápoles y Barcelona en un programa de televisión en 2005. ¿Qué le diría a su yo joven? Maradona respondió: «Gracias por haber jugado al fútbol, porque es el deporte que me dio más alegría, más libertad. Es como tocar el cielo con las manos. Gracias a la pelota. Sí, pondría una lápida que diga: ‘gracias a la pelota'».

El mundo se viste de luto

Al anuncio de la muerte de Maradona le han seguido reacciones en cadena desde todas las esquinas del globo; del mundo del fútbol, y fuera de él.

Empezando por Argentina: la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y los clubes locales han recordado al Pelusa con fotos, frases o comunicados en los que lo califican de «eterno».

Gimnasia y Esgrima La Plata, club que dirigía Maradona desde septiembre de 2019, ha publicado un comunicado en su web en el que trasladan su «profundo dolor y tristeza». Racing Club y Deportivo Mandiyú, equipos que dirigió en 1994 y 1995, respectivamente, también lo despidieron. Argentinos Juniors, equipo en el que debutó el 20 de octubre de 1976, decretó tres días de duelo.

Homenaje nacional

Este jueves, los argentinos despiden a la leyenda del fútbol en un velatorio en la Casa Rosada (sede del Gobierno) para el que se esperan decenas de miles de personas. Desde la medianoche, cientos de personas se iban congregando en la Plaza de Mayo, frente al emblemático inmueble, para poder despedir al campeón mundial en México 1986.

«El horario de aperturas de puertas para el público general será a partir de las 06H00 am hasta las 16 horas (ambas, hora local)», informa un comunicado presidencial. A último momento, se decidió acortar el velatorio de tres días a uno, a petición de la familia.

Cientos de saludos de consternados deportistas y personalidades políticas de todo el mundo reflejaron la popularidad internacional del astro argentino. Lionel Messi y Pelé, otros dos estelares mundiales del fútbol, encabezaron una larga lista de emotivas despedidas a Maradona.

Muere la leyenda Diego Armando Maradona a los 60 años 1

Un grupo de admiradores se despide de Maradona. | Foto: Marcos Brindicci | AP

Cerca de la medianoche, el cuerpo de Maradona salió de la morgue rumbo a una funeraria, desde donde se trasladó a la Casa Rosada rodeado de un fuerte dispositivo de seguridad. Claudia Villafañe, exesposa de Maradona y sus dos hijas, Dalma y Gianinna, llegaron antes de la medianoche a la sede presidencial. En el trayecto, y cada paso, la caravana de decenas de patrullas y motocicletas policiales recibía aplausos. Cuando el vehículo llegó a la funeraria, ya había unos mil hinchas que lo esperaban.

«Él es un genio, él es pueblo, es nosotros, la vida el amor», ha señalado Andrés Quintero, un restaurador de 42 años que viajó dos horas, desde la ciudad de Tigre para seguir a Maradona.