#NoMoreMatildas, la campaña para visibilizar a las mujeres científicas, llega a Europa

Por: EFE

Sociedad
#NoMoreMatildas, la campaña para visibilizar a las mujeres científicas, llega a Europa
Foto: J.J. Guillén| EFE

Es probable que si Albert Einstein hubiera nacido mujer, hoy apenas nos sonaría su apellido porque los méritos de sus estudios se los habría llevado un hombre, a ello se le ha llamado «efecto Matilda», el nombre que designa la injusticia sistemática cometida contra las científicas que durante décadas han visto invisibilizado su trabajo solo por el hecho de ser mujer. Esta iniciativa ha llegado este lunes al Parlamento Europeo.

Por qué es importante: a lo largo de la historia, han sido muchas las investigadoras que han visto cómo sus descubrimientos eran merecedores de un Premio Nobel que se otorgaba a un hombre: Nettie Stevens, descubridora de los cromosomas sexuales; Rosalind Frankin, descubridora de la estructura de doble hélice del ADN, o Lise Meitner, experta en radiactividad y física nuclear, entre otras. Para acabar con esta injusticia, surge la campaña #NoMoreMatildas.

La Asociación de Mujeres Investigadoras y Tecnólogas (AMIT) ha desarrollado la campaña #NoMoreMatildas, que pretende recuperar las referencias al trabajo de las científicas en los libros de texto escolares para despertar la vocación científica en las niñas y contrarrestar los estereotipos que desde pequeñas les hacen creer que son menos inteligentes o válidas para la ciencia que los chicos. Pues la consecuencia directa de silenciar el trabajo de estas mujeres tiene efectos para las generaciones futuras que crecen y se educan sin referentes femeninos en los libros de texto o en los libros de historia.

La campaña, cuyo nombre se ha asignado en honor a Matilda Joslyn Gage, la primera activista en denunciarlo, se ha presentado hoy en la oficina del Parlamento Europeo de Madrid, un acto al que ha asistido la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, los ministros de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, y de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, además de varias eurodiputadas y los creadores de la campaña, desarrollada de manera altruista.

«Son miles de referentes que se les han hurtado a las niñas y que han estado ausentes de los libros de texto pero que hoy pueden volver a inspirar a las niñas», ha dicho la ministra Celaá. Asimismo, ha subrayado que «las mujeres hemos sido pioneras en muchas cosas pero siempre se nos ha vetado porque la historia la han escrito los hombres», una injusticia a la que hay que poner fin «democrática y progresivamente» a través de la educación, que es la herramienta más poderosa para cambiar una sociedad, acabar con la brecha de género y aprovechar el talento.

Celaá ha recordado que el porcentaje de mujeres en carreras científicas se reduce al 28,5%, cifra que baja al 12% en grados como informática, mientras que en la Formación Profesional, la presencia de mujeres en áreas STEM (ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas) es aún más grave, con solo un 9% de mujeres en la especialidad de mecánica y el 4% en electrónica. Pero lo más grave de esta situación -ha advertido la ministra- no es solo la evidente pérdida de talento humano, sino que en el futuro los empleos de las áreas STEM serán los mejor remunerados y si no cambian las cosas, las mujeres serán las más perjudicadas por la exclusión.

Por su parte, el ministro Pedro Duque ha valorado la importancia de esta iniciativa porque, aunque en los últimos años ha habido avances en igualdad, «queda mucho por hacer», mientras que Carmen Calvo ha destacado que la campaña servirá para que «todas las Matildas sean visibles y animen a las más pequeñas de la sociedad a ser lo que quieran, y a contribuir a que la sociedad deje de crear estereotipos en dirección contraria».

Desde AMIT, la catedrática Carmen Fenoll ha subrayado que ya no hacen falta más datos para saber que las mujeres están infrarrepresentadas en los ámbitos STEM, sino acciones que mejoren la vida de las niñas que quieran dedicarse a la ciencia y la tecnología porque «no podemos alimentar estas vocaciones para después abandonarlas en callejones sin salida». «Es hora de pasar a la acción» y de que las instituciones y gobiernos comprometan fondos para combatir los estereotipos y dejar que las niñas ocupen el lugar que se merecen, ha reclamado.

En España y con el respaldo de escritoras, científicas, instituciones y medios de comunicación, la iniciativa ha arrancado con la publicación de tres biografías imaginarias de Einstein, Alexander Fleming y Schrödinger, que pueden descargarse en la web de #NoMoreMatildas.