La nota mínima para optar a una beca de matrícula universitaria el primer curso baja a un 5

Política y conflictos

La nota mínima para optar a una beca de matrícula universitaria el primer curso baja a un 5
Foto: Henrique Ferreira

La nota mínima para optar a una beca de matrícula en el primer curso de estudios universitarios bajará del 5,5 a un 5, ha anunciado este martes el ministro de Educación, Íñigo Méndez de Vigo, en la sesión de control del Senado. Asimismo, ha anunciado que el 5 de junio se presentará en la conferencia sectorial de Educación un real decreto sobre el sistema de becas y nuevas medidas para el curso 2018-2019.

Este real decreto incluye unas “becas de excelencia” que premiarán con un complemento de 200 euros a los estudiantes que obtengan más de un 8 de nota media en estudios postobligatorios universitarios y no universitarios. El real decreto también contempla subvenciones y ayudas al estudio para los hijos de víctimas de violencia de género.

Íñigo Méndez de Vigo ha comunicado a través de Twitter que la nota media para obtener una beca económica (que tiene diferentes criterios de concesión a la beca de matrícula y cuyo importe es variable según la situación personal del estudiante) se mantiene en un 6,5. El Gobierno ha informado de que aumentará en 50 millones el presupuesto destinado a este campo educativo. Para recibir una beca del Ministerio de Educación se pondera la obtención de la nota media establecida en función de la rama de estudios y se tienen en cuenta otros requisitos, como los de renta, alojamiento o de matrícula.

 

 

El exministro de Educación José Ignacio Wert estableció en 2012 una nota de corte de 5,5 para optar a una beca de matrícula, lo que causó el descontento de estudiantes, rectores y partidos políticos de la oposición. Estos pedían al Ministerio de Educación que rebajara la nota al 5, informa Efe.

Las principales asociaciones de estudiantes han expresado su satisfacción por la nueva medida implementada por el ministerio y han señalado que se ha llevado a cabo gracias a sus reivindicaciones. «Es un cambio hacia la buena dirección, pero hacen falta más modificaciones en el sistema de becas para atacar el abandono escolar y las situaciones económicas más desfavorecidas», ha dicho Carles López, presidente de la Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes.