Nueva York ordena la vacunación obligatoria para frenar la epidemia de sarampión

Mundo ethos

Nueva York ordena la vacunación obligatoria para frenar la epidemia de sarampión
Foto: Seth Wenig

La vacuna contra el sarampión será obligatoria en varias zonas de Nueva York. Así lo anunciado este martes el alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, debido a una epidemia que afecta a la comunidad judía ortodoxa del barrio de Williamsburg en Brooklyn.

Algunos judíos ortodoxos rechazan las vacunas debido a su tradición religiosa, lo cual ha provocado la propagación de la enfermedad y que se declare el estado de emergencia sanitaria. La decisión del gobierno municipal permite exigir la vacuna contra el sarampión, paperas y rubeola (MMR, por sus siglas en inglés) a todos los vecinos de las zonas afectadas de Williamsburg.

Los inspectores sanitarios deberán verifican los carnés de vacunación de todas aquellas personas que hayan estado en contacto con algún enfermo. Aquellos que no se hayan vacunado se enfrentan a una multa de 1.000 dólares o a una condena de hasta 15 días de prisión.

«No hay dudas de que las vacunas son seguras, efectivas y pueden salvar vidas», ha asegurado De Blasio en un comunicado. «Urjo a todos, especialmente a aquellos en áreas afectadas, a recibir la vacuna MMR para proteger a sus hijos, familias y comunidades».

La emergencia sanitaria se ha declarado tras la decisión del Gobierno neoyorkino de ordenar a todas las yeshivas, las escuelas judías ortodoxas, y a todas la guarderías que atienden a esta comunidad en Williamsburg, a excluir a los alumnos que no han sido vacunados. De no seguir el mandato, los centros se podrían enfrentar al cierre del establecimiento.

Por el momento se han confirmado 285 casos de sarampión, la gran mayoría niños y adolescentes, 246 casos, que no estaban vacunados. Los médicos creen que la epidemia se originó en Israel, donde se registraron 2.700 casos de sarampión durante 2018.

Un gran número de vacunas son obligatorias en Estados Unidos para poder asistir a colegios y guarderías. Sin embargo, 47 de los 50 estados, entre ellos Nueva York, contemplan la posibilidad de no vacunarse por motivos religiosos. 

El sarampión se considera erradicado en Estados Unidos desde el año 2000, aunque en lo que va de 2019 ya se han registrado seis brotes regionales, según los datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC).