Numerosas personas visitan el Congreso de los Diputados con motivo de las Jornadas de Puertas Abiertas

Cultura

Numerosas personas visitan el Congreso de los Diputados con motivo de las Jornadas de Puertas Abiertas
Foto: Chema Moya

A pesar de las bajas temperaturas y coincidiendo con la primera ola de frío en España, numerosas personas han hecho cola desde primeras horas del sábado en la madrileña Carrera de San Jerónimo para visitar el Congreso de los Diputados que, durante este fin de semana, celebra sus tradicionales Jornadas de Puertas Abiertas. La presidenta del Congreso, Ana Pastor, ha sido la encargada de abrir la Puerta de los Leones a las 09.30 horas y ha recibido a los ciudadanos junto al resto de los miembros de la Mesa. En total, 5.614 personas han visitado la Cámara baja, según ha informado el Congreso tras finalizar el primero de los dos días de las jornadas.

La presidenta ha destacado los 39 años de «paz, concordia y progreso» que ha supuesto la Constitución aprobada en 1978 y ha añadido que desea que el futuro de España se construya también «entre todos«, con este mismo acuerdo. En particular, Pastor ha incidido en el hecho de que las mujeres tengan «afortunadamente» igualdad de oportunidades. «Hemos podido acceder a los estudios, al trabajo y a tener, sobre todo, independencia», ha indicado en declaraciones a los periodistas.

Preguntada por el debate abierto sobre una posible reforma constitucional, Pastor se ha limitado a destacar los avances que ha supuesto la actual Carta Magna aunque «queda muchísimo por hacer, sin duda», ha puntualizado. Ha insistido a continuación en que lo que importa es que el futuro de España se construya «entre todos».

La primera persona en entrar en el Congreso este sábado fue un joven de 16 años de Leganés, con quien la presidenta ha departido unos momentos. También acudieron muchas familias de todas parte de España, informa Efe.

Las Jornadas de Puertas Abiertas se celebran desde 1997 como parte de los actos conmemorativos del aniversario de la Constitución aprobada el 6 de diciembre de 1978, e incluyen una visita por las principales estancias del Palacio de las Cortes, inaugurado en 1850. La presidenta ha animado a «todos los ciudadanos» a visitar el Congreso cuyo horario de visita el sábado y el domingo es de 09.30 a 19.00 horas de forma ininterrumpida.

Antes de adentrarse en las salas y salones del Congreso, los visitantes son agasajados en el Patio de Floridablanca con café, chocolate o caldo recién hecho, para entrar en calor, atravesando a continuación la Puerta de los Leones que, aparte de en las Jornadas de Puertas Abiertas, sólo se abre en las sesiones solemnes presididas por los Reyes, como el inicio de la Legislatura.

La gran puerta de bronce, custodiada por los leones ‘Daoiz’ y ‘Velarde‘, da acceso directo al Vestíbulo de Isabel II, donde está la Constitución de 1812, conocida como ‘La Pepa’.

A continuación, los visitantes siguen por el Salón de Conferencias, conocido también como de los Pasos Perdidos, con una impresionante bóveda en la que Vicente Camarón pintó Alegorías de los continentes, la ley, la justicia, la religión y la abundancia. En el centro del salón se encuentra una imponente mesa de caoba y ágata.

Se accede después al Escritorio, donde se celebran muchas ruedas de prensa de los diputados, que tiene como protagonista un impresionante reloj astronómico construido por Alberto Billeter en 1857, y con caja realizada en Palo de Rosa con incrustaciones de nácar por el  ebanista Agustín Moragas. Junto a éste está el conocido como Escritorio de la Constitución, donde se custodia un ejemplar manuscrito de la Constitución de 1978.

La siguiente parada es el hemiciclo o salón de sesiones donde se sientan sus señorías y se celebran los debates y votaciones. Dos grandes obras pictóricas flanquean la Presidencia: ‘El Juramento de las Cortes de Cádiz’, y ‘María de Molina presentando a su hijo ante las Cortes de Valladolid’; decoran la parte superior del testero del Hemiciclo cuatro cariátides, y dos estatuas de los Reyes Católicos y las pinturas triangulares El Decálogo y El Evangelio.

En la bóveda se aprecian las pinturas de Carlos Luis de Ribera y un extraordinario lucernario en forma de abanico que deja pasar la luz natural. En el hemiciclo, los ciudadanos se entretienen buscando los escaños de los principales líderes políticos y sentándose en ellos.

Numerosas personas visitan el Congreso de los Diputados con motivo de las Jornadas de Puertas Abiertas

Los ciudadanos aprovechan para sentarse en los escaños de sus señorías. | Foto: Chema Moya / EFE

Una vez visitado el Salón de Plenos, la visita continúa en la primera planta del Palacio, para recorrer la galería en la que se exponen los retratos de los ex presidentes del Congreso, para entrar desde ahí a la Sala Mariana Pineda, donde se reúne la Junta de Portavoces.

En el edificio de ampliación la visita continúa con una de las salas de comisión más importantes, la Sala Constitucional, presidida por un cuadro de los siete «padres» de la Constitución, obra del pintor Hernán Cortés-Moreno.

Exposiciones

La última parada del recorrido es la Sala Ernest Lluch, en la que se celebran habitualmente jornadas y conferencias, además de comisiones, y el llamado Vestíbulo de columnas, en el que este año se puede visitar la exposición Vicente Blasco Ibáñez, 1867-1928.

Además, los ciudadanos tienen la oportunidad de ver la exposición ‘Habla Pueblo, Habla’, organizada con motivo del 40 aniversario de las elecciones del 15 de diciembre de 1977, que se conmemora este año. Se trata de un recorrido cronológico desde la aprobación de la Ley para la Reforma Política hasta la apertura de las Cortes que elaboraron y aprobaron la Constitución de
1978, donde queda plasmado el momento social y político en el que se produjeron las primeras elecciones democráticas después de 41 años de dictadura.

La muestra, cuyo título es un homenaje a la canción del grupo Vino tinto que puso melodía a la campaña institucional para el referéndum de la Ley para la Reforma Política, recuerda las primeras elecciones del 15 de  junio de 1977 .