Naciones Unidas pide 3.000 millones de dólares para atajar la guerra en Yemen

Futuro

Naciones Unidas pide 3.000 millones de dólares para atajar la guerra en Yemen
Foto: Jon Gambrell

La ONU ha presentado este martes en una conferencia de donantes para Yemen sus requerimientos financieros para lo que considera «la peor crisis humanitaria del mundo«. La organización ha solicitado casi 3.000 millones de dólares en 2018, suma que permitiría cubrir las necesidades más básicas de 13 millones de personas.

El encargado de abrir esta reunión ha sido el secretario general de la organización, Antònio Guterres, que ha destacado la presencia de los enviados de países del Golfo Pérsico, en particular de Arabia Saudí y de Emiratos Árabes Unidos. Arabia Saudí lidera una coalición militar árabe que hace tres años emprendió una guerra contra la milicia de los hutíes, quienes empujaron al Gobierno al exilio y siguen controlando la capital y el norte del país.

En su discurso de apertura, Guterres ha explicado que Arabia Saudí y Emiratos Árabes Unidos han contribuido «generosamente» con 930 millones de dólares para el plan humanitario que la ONU coordina y lleva adelante a través de sus organizaciones especializadas y de una multitud de ONG. Ambos países han prometido que habrá 500 millones adicionales provenientes de la región. Con todo el montante se cubrirá el 40% de las necesidades humanitarias definidas por la ONU para este año, ha agregado el secretario general de la organización, que ha explicado que la situación es tan grave que 8,4 millones de personas «no saben cómo obtendrán su próxima comida«.

Los tres años de guerra en Yemen han colocado al país, que ya era el más pobre de la región, en una situación catastrófica, con tres cuartas partes de la población –22 millones de personas– en situación de necesidad de ayuda humanitaria y protección. Según el recuento del responsable de la ONU, unos 18 millones de personas sufren de inseguridad alimentaria, un millón más que hace un año, cuando la organización celebró la anterior conferencia de donantes para este país. En esa ocasión consiguieron reunir 1.100 millones de dólares, poco más de un tercio de lo que la ONU pide actualmente.

La operación humanitaria de la ONU en Yemen se ha extendido de manera importante este último año, a pesar de que las organizaciones humanitarias enfrentan obstáculos para acceder al 90% de los distritos del país. Por ello, Guterres ha solicitado que «todos los puertos se mantengan abiertos para la entrada de cargamentos humanitarios y comerciales, medicinas, alimentos y el combustible que se necesita para su distribución».

Durante esta guerra, la coalición árabe mantuvo bloqueado durante un largo periodo el puerto de Hodeida, el más importante para el aprovisionamiento del país. Su cierre provocó una escasez aguda de alimentos y llevó a la población al borde de la hambruna, informa Efe.