Pedro Sánchez, bajo presión de la oposición para decretar el estado de alarma por el coronavirus

Cultura

Pedro Sánchez, bajo presión de la oposición para decretar el estado de alarma por el coronavirus
Foto: Manu Fernandez

El paquete de medidas anunciado el jueves por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para paliar la crisis del coronavirus no ha convencido a toda la clase dirigente y el líder del Ejecutivo ha empezado ya a recibir peticiones de que declare el estado de alarma, que se puede activar, entre otros, en contextos de «crisis sanitarias, tales como epidemias y situaciones de contaminación graves».

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha dicho que solo con esta medida «podrá garantizarse el distanciamiento social y la protección de los ciudadanos» y le ha ofrecido al Gobierno el apoyo de su partido «para que declare cuanto antes el estado de alarma» ya que «la crisis del covid-19 se complica por momentos y requiere de decisiones más contundentes».

En un tono más crítico lo ha solicitado el líder de Vox, Santiago Abascal, que ha recordado que Portugal, con menos de 100 casos de coronavirus confirmados, ya ha decretado el estado de alerta. «Aquí, con una situación mucho peor, seguimos esperando desde el martes que solicitamos al gobierno el estado de alarma para que asumiese el mando y tomase decisiones nacionales coordinadas contra la pandemia», ha lamentado Abascal, que el jueves por la tarde comunicó que había dado positivo en las pruebas de covid-19.

El vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha ido este viernes un paso más allá y ha afirmado que sería «razonable» solicitar a Sánchez la declaración de emergencia (que puede ser estado de alarma, de excepción o de sitio) en todo el país con motivo de la crisis sanitaria. Marín ha argumentado que sería una forma de intentar «de una vez por todas» que no se sigan propagando los casos, aunque ha reconocido que «se sabe que la curva va a seguir creciendo en las próximas semanas» y ha apostado por «estar preparados desde los servicios sanitarios». En una entrevista en Espejo Público de Antena 3, el número dos del Gobierno andaluz ha recordado que otros países como Portugal y Bélgica han tomado la decisión y ha instado a Sánchez a «asumir su responsabilidad». «Yo soy partidario de cualquier decisión que garantice la salud, y si hay que declarar el estado de emergencia que se haga, cualquier ciudadano lo va a entender», ha dicho Marín, que ha abogado por tomar decisiones «desde la serenidad y el conocimiento y siguiendo las instrucciones de los profesionales».

En el País Vasco, el Gobierno ha decretado el estado de «emergencia sanitaria», que permite a partir de mañana adoptar medidas excepcionales como confinar a personas en sus domicilios y limitar el acceso a zonas de peligro de infección, ya sea un hospital, una localidad o toda la comunidad autónoma. En España, la única vez que se decretó el estado de alarma fue durante la huelga de controladores aéreos de 2010.

Y en Castilla y León, el presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, ha anunciado este viernes que pedirá al Gobierno central la declaración del estado de alarma en el territorio de la comunidad ante la situación creada por el coronavirus.